Alvear asume responabilidades

Al abandonar la presidencia del PDC chileno Soledad Alverar ha dado un paso ejemplar. Asume la responsabilidad en que ella y todo su equipo han incurrido por la persistente decadencia de la falange. Y no es ese gesto habitual en los políticos, ni aún perdiendo 300.00 votos en unas elecciones. En segundo término asume una decisión en caliente, sin dar tiempo a que avance hasta límites mortales la lisis que viene debilitando a la democracia cristina chilena desde hace años. Además, sale sin condicionar el futuro; dicho de otra forma, no se va para volver a subirse al tranvía en la esquina siguiente. No le ha concedido tiempo a las negociaciones ni cabildeos propios de este tipo de situaciones. Por todo ello, su gesto es digno de admiración.

Como también es digna de crítica la conducción del partido durante su mandato. No es excusa que también lo fue la de su predecesor, Adolfo Zaldívar, hoy senador independiente desde su abandono del partido en que milita toda la familia. Realmente la DC chilena no levanta cabeza desde la segunda mitad del mandato de Frei Ruiz-Tagle. El ex presidente de la colectividad, y de la República, se hizo con el control de la falange asombrando a propios y extraños al abrir las urnas partidarias a todos los militantes. La resonancia de un apellido singular, su determinación -fuera compromisarios- y hasta su mismo porte insuflaron  ciertas dosis de aire fresco en los primeros años 90.

No es la DC el único partido chileno con problemas de fatiga de materiales. Las dos formaciones socialistas integradas en la Concertación sufren de similares tensiones y carencia de renovación. Yen poco se distinguen los que integran la Alianza derechista. Unos resultados aceptables en la UDI han servido de escusa a algunos para poner en cuestión la candidatura del empresario Sebastián Piñera, afiliado en RN, el partido vecino y que nadie de la coalición con deseos de triunfar en las presidenciales del próximo año cuestionaba vistas de las encuestas.

La dimisión de Soledad Alvear abre dos incógnitas. La de mayor trascendencia está referida a la candidatura de la Concertación para las presidenciales próximas. Ella no lo habría sido en ningún caso. Y de no recurrir nuevamente a Frei, la Concertación optará por un socialista. Cuántos demócratas cristianos estén dispuestos a un tercer mandato consecutivo socialista es la gran cuestión. Sobre todo si a éste se opusiera Piñera, el candidato más centrado que puede salir de las primeras filas de la Alianza.

Leave the first comment

Y Kirchner prendió la mecha

Jornada para el recuerdo, la del miércoles 22 de octubre, 2008. Para recordar que tras la crisis financiera que tantos cientos de miles de millones de dólares, euros, rublos y demás divisas tiene comprometidos, acecha la crisis real, la de las economías americanas, Norte y Sur, europeas y asiáticas también, aquejadas de vértigo ante el abismo de la recesión.

A despecho de los avisos del FMI, del premier británico Brown, generalizadas caídas de beneficios y de otras explosivas circunstancias, a la presidenta Cristina Kircher no se le ocurrió nada mejor que comenzar la semana jugando al bombero pirómano, y ayer muchas cosas saltaron por los aires.

La insólita decisión tomada por la presidenta argentina, hacerse con los US$ 30.000 millones propiedad de quienes ahorran en un fondo de pensiones, ha dado al traste con el valor de las principales compañías presentes en Argentina y las bolsas de medio mundo, empobreciendo a Latinoamérica en una sola jornada más de lo que las subprime norteamericanas y tóxicos derivados llevaban cobrándose en el continente los últimos dos meses. Y de forma singular a su propio país.

Argentina superó ayer los 2.000 puntos básicos de riesgo país, índice EMBI+. De una sola tacada, la sra. Cristina ha conseguido ser el tercer país del mundo más caro a la hora de financiarse, sólo superado por Ucrania y Ecuador. Más incluso que Venezuela, que ya está en los 1.718 puntos, y habrá que ver cómo le sienta a su colega Chávez la caída que ayer experimentaban los bonos argentinos, de los que el caudillo venezolano es cliente preferente.

La señora Cristina Kirchner no debió de reparar en la significancia de paralizar al principal agente en el mercado de valores de su propio país, las administradoras de las AFJP, a las que la Justicia argentina ha prohibido cualquier movimiento hasta que la ocurrencia presidencial alcance el rango de Ley. El precedente más próximo de este hecho, dejar de la noche a la mañana a un país sin su mayor agente financiero, se remonta al 11 del 9 de 2001, cuando Bin Laden arrasó el World Trade Center de Nueva York.

Las prisas de la señora Kirchner por hacerse con los ahorros de millones de argentinos, quizá apremiada por los vencimientos de deuda correspondientes a 2009, ha colaborado eficazmente en la jornada del 22 del 10 de 2008 a la cascada de debacles iniciada con las caídas de las bolsas asiáticas, que cerraban su día con pérdidas del orden de un 6%, y se clausuraba con pérdidas también del 6,1% en las bolsas de los Estados Unidos, S&P 500, y del 7% en la de México.

Entre medias figuran la histórica caída de Madrid, más del 8% (-9,82% para los 38 principales valores latinoamericanos del Latibex), la de París y Frankfurt, con caídas del 5,4% y del 4,46%, o la de Lisboa, 4,4% abajo. Y luego las de los mercados latinoamericanos; el -10,11% de Buenos Aires, después de haber bajado hasta el -16%, y las pérdidas del -10,18% en el Bovespa de Sao Paulo, o del -6,27% en el IPSA de Santiago, los dos peores datos de la década.

Cierto es que en estas pérdidas han jugado importante papel los datos empresariales del tercer trimestre, por ejemplo la caída superior al 40% en los beneficios de TELMEX, y también la situación de los países del este europeo, desde donde los inversores salen a refugios con mayores garantías, afectando divisas y coste de la deuda en casi todos ellos. Los bancos centrales de Hungría y Turquía, por ejemplo, se han visto forzados a elevar sus tipos de referencia hasta el 11,5% y el 16,75% respectivamente.

Pero en cualquier caso, con pólvora esparcida por doquier o sin ella, a la presidenta Cristina Kirchner le cabe el mérito singular de haber prendido la mecha que hizo saltar por los aires el muro que trataba de ocultar la recesión en ciernes.

A echar más leña al fuego se apresta ya el cártel petrolero de la OPEP que se reunirá esta misma semana para reducir en un millón de barriles diarios su producción de crudo y revertir la caída de precio del barril, que en tres meses ha bajado desde los US$ 147 hasta los US$ 65 que ayer marcó. De estos síntomas sólo parece salvarse la McDonald’s. La compañía de comida rápida presentó ayer unos resultados realmente anticíclicos: ha triplicado sus beneficios, US$ 3.327 millones, de los tres primeros trimestres del año respecto del 2007.

Leave the first comment

Mala suerte con nuestros políticos

Los terroristas vascos vuelven a matar ¿y ahora qué? Como antes, durante y después de la “tregua”, vuelven a romper vidas y haciendas. Escriben con dinamita y muerte los recursos contra las sentencias judiciales que les han proscrito la pasada semana. No dejan espacio para la razón, humillan instituciones, amedrantan a la sociedad… pero…

Pero aún hay quien dice que no se puede dejar sin representación política a cien mil ciudadanos. Aún hay lacayos del poder que hacen la vista gorda porque podrían venir mayores males, como si aún cupieran. Aún preside el gobierno regional de Euskadi un señor al que han de sacarle con fórceps un juicio sobre los últimos golpes, pero que sigue siendo incapaz de mirar a los ojos, dar la mano y su pésame a los mandos militares presentes en la cámara vasca.

Mala suerte la que este país viene teniendo con sus políticos. Un lehendakari que dice sentir “asco” de los etarras mientras sigue queriendo negociar con ellos. Y, el colmo, que llega a acusar al presidente del Gobierno de la Nación de “que negociara con ellos tras el atentado de la T4 lo que no ha estado dispuesto a negociar conmigo”.  De villanía tal no se recuerdan precedentes; ni aquel ciudadano llamado Arzallus llegó a tanto cuando reconocía el valor utilitario que el terrorismo tenía para los nacionalistas; aquello de que unos sacuden el árbol y otros recogemos las nueces… Hoy, su discípulo Ibarreche, siempre con ese aire de recién llegado al planeta Tierra, se siente ajeno a cualquier responsabilidad real en este país; incluso en la pequeña circunscripción cuya gobernación tiene constitucionalmente encomendada.

Si en Vitoria sonó así el tañido de las campanas que doblaban por el último patriota asesinado en Santoña, en Madrid otro presidente sacó del armario su gesto más sombrío y con la misma pretendida solemnidad con que aseguraba hace dos años que emprendía negociaciones con los terroristas, comenzaba la semana condenándolos al horizonte único de la prisión, pero sin desdecirse de aquella declaración parlamentaria con que dinamitó en mayo de 2005 el pacto antiterrorista que tenía a ETA al pie de su extinción hace seis años.

¿Y ahora qué? ¿Seguirá el señor Solbes pagando con lo nuestro dinero el voto de los nacionalistas vascos para salvar sus estrambóticos presupuestos del 2009? El autismo del vicepresidente llegó esta semana a niveles difíciles de superar. Su formal declaración de cara a las actas del Congreso, “Nunca hemos negado la crisis”, sólo es homologable a la ausencia de sentido del ridículo de que hizo gala su presidente en Nueva York.

Cuantos vieron sus increíbles manifestaciones sobre la situación económica de España, la envidia que le tienen los presidentes de las repúblicas de Italia y Francia y demás bobadas, siguen aún sin dar crédito a tanta desfachatez puesta en escena con cargo a nuestros impuestos.

Leave the first comment

Lujo fuera de nuestro alcance

Lo difícil de soportar levedad, por no hablar de frivolidad, del presidente del Gobierno no es merecida por este país de ciudadanos bastante más sufridos de lo que pudiera parecer. Su comparecencia en el Congreso para no hablar de la crisis fue penosa, sin más. Su oponente principal, un Rajoy tampoco sobrado de creatividad, tuvo el acierto de resumir la gran cuestión en pocas palabras: ¿para qué ha venido usted aquí?, y de rematar con aquello de que si usted no da soluciones, al menos deje de ser parte del problema.

Cuando vienen mal dadas, y ya han llegado, cualquier persona responsable trata de ajustarse a la realidad y prescindir de lujos superfluos que además de resultar caros desvían la atención sobre las cuestiones realmente vitales; es decir, el comer, dónde dormir, etc. Más o menos, en esa está el común de los españoles.

Pero hay quien va por libre; que no sólo deja de atender sus obligaciones sino que además se inventa una falsa realidad sobre la que pierde su tiempo y el de todos los demás, que acaban por encelarse en el trampantojo que les pone por delante. Se llama Rodríguez Zapatero y ejerce de presidente de Gobierno como si esto, el Reino de España, fuera una pista de circo.

Mal están pecados tan comunes entre políticos que el personal termina por disculpar, como las promesas incumplidas, lo del ascua y la sardina, el escaqueo y demás trapalladas al uso, pero abrir problemas cuando lo que se necesitan son soluciones, dividir a la sociedad, estigmatizar a una parte de ella, incitar a la otra con el peligro de trocar en odio la concordia consagrada en la Constitución hace treinta años… en fin, todo lo que el personaje está poniendo en marcha en el último mes, es imperdonable.

Este señor, que insta a los embajadores a que transmitan al mundo entero la extraña buena nueva de que España goza de buena salud económica cuando está cayendo en recesión, se está convirtiendo en un serio coste para el país.

Su interés está puesto en el paso del tiempo porque alguna vez oyó que al final de los túneles siempre se ve luz. Y mientras, para que la gente se entretenga con promesas estúpidas por obvias, como que habrá desempleo para quienes lo necesiten, como atizándole leña al mono hasta que hable. ¿Aborto?, más progres que nadie; suicidio asistido, ¿para qué perder el tiempo con la eutanasia?; el dinero que haga falta reabrir tumbas y pagar asociaciones en busca de muertos hace más de medio siglo; eliminación de funerales oficiales; los cristos, fuera también.

ZP es un lujo fuera de nuestro alcance.

Leave the first comment

Parece mentira pero no lo es

Con la que está cayendo, que el presidente de un gobierno regional de este país incite a sus paisanos a denunciar al Reino de España ante un tribunal internacional supera la sandez del juez que pidió el lunes a cuatro alcaldes, a la Iglesia y al sursumcorda los nombres de enterrados en fosas comunes hace setenta años. ¿Habrá caído en cuenta de que los desaparecidos lo son precisamente por no haber dejado rastro de su desaparición?

Hay gente para todo y los sin sentido se acumulan cuando el señor presidente del Gobierno de la Nación fomenta leyes que reabren la última guerra civil del siglo pasado o deshace con su torpeza las filigranas con que la Constitución abrió el camino de las libertades y la convivencia en paz. Estupideces como estas de que hablan los periódicos de la semana  son preludio de las que la próxima pueden alumbrar el tripartito catalán o cualquiera de los mil y un colectivos de la última extravagancia que pueda promover ese aprendiz de brujo que habita La Moncloa.

Lo del presidente de gobierno regional, que eso es Ibarretxe, es de aurora boreal, mírese por donde se mire; un “sin dios” que dicen los navarros. Una autoridad política del Reino de España se permite la desfachatez de hacer chantaje al Tribunal Constitucional en vísperas del dictamen sobre su estrambótico referéndum, y al gobierno socialista que pena por contar con los votos peneuvistas en el próximo trámite parlamentario de los Presupuestos. ¿Qué ficha moverá ahora ZP, cada día con menos paniaguados que le ayuden a soportar la dura carga del gobierno de este ingrato país?

Además de triste, lo del vasco es demasiado ridículo. Este país tiene bastante más fuste que las repúblicas caucásicas ex soviéticas que hacen y deshacen unos y otros en esta especie de revival de la guerra fría. Por cierto, ¿sabrá el lehendakari que buena parte de la Georgia recién despiezada por los rusos se llamaba Iberia en tiempos de la Grecia y Roma clásicas? Allí podría hallar hoy mejor fortuna el personaje. En aquel vecindario no le iban a faltar ayudas para jugar a los Estados sin necesidad de recurrir a Estrasburgo.

Lo del juez estrella tiene morbo. Romper la paz de los muertos y trocar el papel de víctima que tantos curas desempeñaron por el de asesinos o encubridores puede ayudar a escamotear los problemas reales del país, sin duda; nunca a resolverlos. El personaje se las trae. Comienza a pedir actuaciones a diestro y siniestro para saber si tiene capacidad para actuar. Otro “sin dios” para ponernos en solfa ante el mundo, como si este país no se mereciera lo conseguido en los últimos treinta años; como si fuera una de las repúblicas bananeras en cuyas sentinas de la historia reciente acostumbra a meter las narices.

Leave the first comment

Frente a la crisis, elecciones

Es la gran idea del equipo que nos gobierna: adelantar más medio año las elecciones gallegas para hacer frente a la crisis. Y no aprovecha la ocasión para convocar las europeas porque no está en su mano; las vascas tampoco. La única crisis que parece afectar a la presidencia del Gobierno es la de su propia subsistencia. Por ello busca cómo adelantarse a los tiempos que amenazan a la vuelta del invierno.

El único argumento para el de momento frustrado intento de adelantar unas elecciones regionales es que hoy estamos peor que ayer, pero mucho mejor que mañana; aprovechemos pues la situación para evitar que el desgaste llegue a ser insoportable; todo un argumento. La pérdida del bastión gallego, conquistado con una derrota en los comicios anteriores, podría representar el inicio de una caída sin freno ni reversas imaginables por el tobogán de la crisis tan torpemente negada hasta ayer mismo como hoy sigue falta de respuestas.

El primer paso presidencial tras unas inmerecidas vacaciones, la primera idea operativa conocida al cabo de cinco meses de gobierno, no sirve realmente para resolver nada, sino más bien para agravar la maldita crisis. El efecto que persigue es atajar el desgaste que genera su incapacidad para afrontar con provecho cualquier tipo de problema real, desde la seguridad aeronáutica, la del trazado del AVE en el país vasco, la del transporte aéreo o la de las centrales nucleares, etc.,  hasta la financiación regional, los precios y la violencia pasional, llamada estúpidamente de género. Así, burlando la realidad con el único fin de consolidarse en el poder, es como se agravan las crisis.

Este perenne  estado de elecciones que venimos padeciendo desde hace muchos años no es bueno para nada ni para casi nadie. Cuando la acción de gobernar fija su atención permanentemente en la caza del voto o en asolar las alternativas posibles, entonces se hace estéril. Que es lo que pasa.

Lamentablemente lo único relevante para este partido llamado socialista es mantener las riendas del poder; al precio que sea. Negociando hasta lo innegociable y con quien sea menester para detentar las fuentes del clientelismo, fenómeno éste de alta incidencia en el comportamiento electoral de la región gallega, por cierto. Que para ello hay que adelantar las elecciones ocho meses, ¿y? Nadie podrá impedirlo; los electores irán sin rechistar a entregar su futuro al pié de una urna con la rutina acostumbrada. ¿Nadie? Sí que hay alguien: él mismo, el padre de la idea. Horas de trabajo de toda una presidencia para nada. El personaje parece no ver el resultado claro ni adelantándose a lo peor por llegar, y no acaba de decidirse a poner en juego la estratagema.

Leave the first comment