Ciudadanos, a pelo y pluma

Girauta y Rivera

Un somero análisis de la situación parece haber inducido a Rivera a dar el salto y abrirse a una coalición con los socialistas de Sánchez en la legislatura próxima. Lamentablemente los partidos actuales, todos, no están para ir mucho más allá de lo somero; es lo que tiene el tacticismo.

Perdido el sentido común por su falta de uso, han desarrollado el del olfato; huelen cómo está el patio y acomodan lo que haga falta para ponerse al pairo a la espera de mejores vientos y oportunidades.

Lo de “marca blanca del PP” ahora les duele en las entrañas. Mientras Rajoy iba liberando la prima de riesgo y daba aire al PIB, los ciudadanos tragaban lo que hiciera falta, se sentían socios del éxito. Pero cuando las cañas se tornaron lanzas y los populares comenzaron a acusar el peso de sus propios errores y el tufo de la corrupción nacida en la etapa aznarí, Rivera orientó el gobernalle en dirección opuesta; del centro derecha, al centro izquierda.

El cambio de rumbo se hace demasiado evidente cuando las muestras de la independencia propia se trasmutan en acerba crítica a todo lo que se menea en casa del hasta ahora socio. Resulta pueril, y en todo caso no parece que cotice al alza entre los españoles que ven agotarse una legislatura sin que quienes pueden resuelvan los problemas reales del país. Continue Reading

La Gabriel entre coplas

Anna al natural

No hay nada como salir de la cueva para parecer otra persona. Recién lavá y peiná, arregladita pero informal, como cantaba Martirio, Anna Gabriel se reinventa al otro lado de los Alpes presumiendo de profesora de Universidad.

Es lo que los suizos llevaban tiempo esperando, alguien que inculcara en su juventud el sentido de la familia, la paternidad y demás conceptos reelaborados por la profesora ayudante en una Facu de Derecho catalana. Los hijos, en el seno de una tribu; la familia es un instrumento burgués de adoctrinamiento conservador… Se van a enterar los suizos… y las suizas también a poco que dure la estancia allí de la proscrita.

Las barbaridades que cuenta a coro con su abogado le hacen acreedora de un buen repaso judicial. ¿Se imaginan al fiscal pidiendo que como pena se aprenda y cante la letra puesta por Marta Sánchez al Himno nacional? Resultaría emotivo, aunque no tan espectacular como oírle tararear los “Suspiros de España” de Álvarez que Estrellita Castro cantaba viendo alejarse la costa gaditana, o el “Adiós a España” de Perelló y Montorio que cantaba Antonio Molina en la misma situación. Continue Reading

¿Qué pasa en el PSOE?

La portavoz y su líder

Si los podemitas levantaran hoy la bandera española como los comunistas hicieron en 1977, si Iglesias representara el papel que Carrillo entonces jugó, Podemos acabaría de hundir al PSOE sanchista. En ningún sitio está escrito que los grandes partidos no acaben pasando a la Historia. Y el de Sánchez parece empeñado en demostrarlo siguiendo la senda marcada por sus homólogos griegos, italianos, franceses, etc. Su actuación frente a la candidatura española para la vicepresidencia del Banco Central Europeo es insólita; y visto el resultado final, ridícula.

La política en España está viviendo demasiadas anomalías. Sin necesidad de mentar al loquito de Waterloo y sus comparsas, a la antisistema Gabriel con abogado en Suiza, ni al último desmarque de los mesurados nacionalistas vascos, el hecho es que populares, socialistas y ciudadanos están poniendo demasiado empeño en sorprender al común.

Fijémonos en el partido histórico del socialismo español. En un reciente Comité se reinventa para adoptar el cesarismo. El líder es uno; no hay barones ni intermediarios que valgan entre él y el pueblo. Extraña forma de cumplir el mandato constitucional – “su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos”, art. 6 – anulando las funciones de los órganos representativos. Continue Reading

Racionalizando lo absurdo

Política real

El número de horas aquí perdidas tratando de racionalizar lo absurdo tiende a infinito. En tan inútil propósito está empeñada esa especie de superestructura de nuestra sociedad que forman políticos, comunicadores y demás especímenes de paseantes en cortes.

Resulta insólito que, sí o sí, la tabarra catalanista monopolice cualquier informativo, radiado, televisado o en papel. Y no porque otros asuntos merecedores de atención sean así preteridos sino, simplemente, porque sobre el absurdo hay poco que hablar; o nada.

Una panda de zascandiles ha conseguido erigirse en polo de atracción de análisis y juicios pretendidamente trascendentes. Cualquier movimiento de mequetrefes como el loquito bruselense que se cree Puigdemont se convierte en eso que llaman trending topic, la clave de lo que está pasando. Y como si fuera real, comienzan a elaborarse sobre la cuestión todo tipo de hipótesis y consecuencias. Como si lo absurdo pudiera ser racional. Continue Reading

¡Qué tropa!

La nueva política

Realmente lo que Romanones, presidente del Consejo de Ministros a la sazón, exclamó tras conocer el resultado de su candidatura a un sillón en la RAE fue más sonoro: “¡Qué tropa, joder qué tropa!”. Su secretario acababa de comunicarle en el mismo banco azul que no había obtenido un solo voto pese a que todos los académicos le hubieran confirmado su apoyo.

La expresión viene pintiparada a la vista de la mayoría de los protagonistas del teatro del absurdo en que se ha convertido la política de nuestros días. Que la atención pública esté prendida de personajes como Rufián, Puigdemont et alia es como para pensar en el exilio; exilio interior, ciertamente, porque por fuera tampoco andan las cosas mucho mejor, aunque desde lejos siempre parece que el bosque se ve mejor.

Más allá de los sediciosos, entre el resto de los actores tampoco hay demasiados que brillen con luz propia. Unos, los emergentes, ahora están encelados con una reforma electoral como si de ella fueran a salir la concordia nacional, la solidaridad, la libertad y el respeto a la ley como puntos cardinales de un mundo nuevo. Otros, los establecidos, en babia, pero sin saber por dónde realmente cae Babia. Ensimismados, ven pasar lo que pasa como si la actualidad fuera una tragedia griega domeñada por el fatum. Continue Reading

Waterloo y el triunfo de La Moncloa

Villa Puchi

Escapado de su confinamiento en la Isla de Elba, Napoleón invadió los Países Bajos soñando con el triunfo necesario para restaurar su imperio. 1815, 18 de junio. En Waterloo se enfrentó a la alianza europea comandada por Wellington, y precisamente en Waterloo se quebraron sus sueños.

Tras recorrer el campo de batalla cubierto por cien mil cadáveres, el Duque triunfador escribió en su informe una frase lapidaria: “Excepto una batalla perdida, nada puede ser tan deprimente como una batalla ganada.

Si más allá de las leyendas cuatribarradas de Guifré el Pilós supiera algo de Historia, Puigdemont no habría sucumbido a la tentación de plantar su cuartel de invierno precisamente en Waterloo. Si el ex emperador perdió allí el oremus ¿qué gracia puede esperar nuestro pequeño ex, además de la presidencia simbólica que le sugiere Junqueras?

Según informa con todo detalle el diario L’Echo, un íntimo acompañante del forajido, Jami Matamala, acaba de poner sobre la mesa 113.200€ (4.400 mensuales más dos mensualidades de caución) para alquilar en la rue de l’Avocat una villa de 550 metros, seis dormitorios, tres saunas, garaje para cuatro coches, jardín y demás en la que se instalará el deprimido payasito catalán. Continue Reading