Nos queda la Corona

El Rey en Oviedo

A la vista de lo que viene pasando desde hace demasiados meses pareciera que el país vive bajo el hechizo del maligno. La normalidad de la vida ciudadana está siendo golpeada por desastres de la naturaleza como los que estos días arruinan poblaciones de nuestro levante. Pero no son los únicos, ni siquiera los más trascendentes. Otros están fracturando la concordia de los españoles.

La mentira, la dejación de responsabilidades, el asalto a las instituciones y el desprecio a la división de poderes son los atributos indeseados que caracterizan el ser y la política del Gobierno Sánchez. Escuchar a la portavoz del poder Ejecutivo reprender a las cámaras del Legislativo -bloqueo institucional, se quejaba esta tarde en conferencia de prensa- es propio de dictadorzuelos a lo Maduro, no de una responsable democrática.

Y qué decir del chantaje de doble vuelta que mantiene en tratos a socialistas y golpistas por ver si sacan adelante el programa de gobierno que los comunistas han puesto sobre la mesa. De Sánchez cabe esperar cualquier cosa, incluso que acabe gobernando con los presupuestos de Rajoy prorrogados. Ceder al chantaje sería demasiado, incluso para este país que traga carros y carretas; y fuera de la Moncloa hace mucho frío. Continue Reading

Susana contra los datos

Diaz y Sánchez, de feria

Por si no tuviera bastante con el escandaloso taponamiento del proceso de los ERE, y el reciente descubrimiento del fraude aún mayor en la Junta, Susana Díaz, la candidata más que a la Junta andaluza a Felipe González, que para eso la vienen preparando, comienza la campaña electoral rasgándose las vestiduras ante unos datos que no tienen vuelta de hoja.

Es lo que pasa por andar nuestro país tan escaso de respeto a los hechos, a los datos, a eso que los sajones llaman facts. Uno de las sentencias más certeras del buen periodismo es la que el editor liberal C.P. Scott puso al frente del Guardian británico: Comment is free, but facts are sacred.

Pues bastó que la diputada popular Isabel Tejerina, exministra de Educación por cierto, dijera en un medio que los niños andaluces vienen a saber a los diez años lo que a los ocho supieron los castellanoleoneses para que la candidata socialista soltara las campanas al vuelo, ¡Andalucía ofendida!, y demás aspavientos frente a lo que todos los docentes españoles conocen desde la publicación del último Informe Pisa, que viene a decir prácticamente lo que el anterior. Continue Reading

Un viaje a la cárcel y la lealtad

Junqueras con Iglesias

Como vicario de Sánchez, el diputado Iglesias Turrión visitará en la cárcel a Junqueras para conseguir su apoyo al Gobierno de España.

El interés en común que puedan tener un comunista abastecido por dos dictaduras, el jefe de una banda sediciosa en prisión y un arribista sin límites es cuestión merecedora de alguna reflexión.

Los dos primeros personajes están dedicados políticamente a descerrajar España. Y el tercero, más allá de a sí mismo, ¿a qué guarda lealtad un presidente de Gobierno ávido de apoyos; el responsable de guardar y hacer guardar la ley que suplica ayuda a un acusado de rebelión?

El núcleo pensante de la sociedad española vegeta ajeno a la realidad. Vivimos momentos de excepción que amenazan esta especie de pax romana que hace cuarenta años abrió el coraje de un pueblo para vivir en libertad.

La fortaleza de las instituciones del Estado construido por la Constitución, desde la monarquía parlamentaria y la separación de poderes hasta las obligaciones y derechos ciudadanos, está sometida a tensiones cada vez más intensas. Continue Reading

Un arribista insoportable

Membrete para la historia

No es siempre cierto eso de que cada país tiene el gobierno que se merece. España no ha acumulado tantos deméritos como para tener al frente de su Gobierno a Pedro Sánchez Pérez-Castejón. En los últimos cien años no ha pasado por la cabecera del banco azul un personaje tan vano como el doctor de marras.

Cada aserto suyo lleva el germen de una mentira. Desde su investidura como presidente para convocar “elecciones inmediatas“, las mentiras marcan su viaje a no se sabe dónde como las piedras que Pulgarcito iba soltando por el camino para volver a casa. Tan conocidas y recientes son que no ameritan aquí su recordatorio.

Pero lo vivido en los últimos cuatro días termina de definir la personalidad de un arribista insoportable.

Comenzando por la firma del acuerdo con Iglesias Turrión para presentar un proyecto de presupuestos con mayor apoyo que el de su exigua representación parlamentaria. Era una partida entre pillos jugando a ver quién engaña a quién. Sánchez jugando una baza electoralista para morder en el electorado podemita –para izquierdista, yo- y el de Podemos abriendo la puerta a un gobierno de coalición; tal para cual aspirando a lo más alto. Continue Reading

Extrema y mentirosa ministra

El prevaricador y su ministra

El Gobierno del doctor Sánchez -la UCJC sigue aculada en tablas frente al escandaloso cum laude– todo lo reduce a propaganda. Ahora la cosa va de criminalizar al centro derecha arrojándolo a las tinieblas del extremismo tipo Bolsonaro. Los ministros aprenden de memoria el Catecismo del Buen Sanchista para resolver cuantos problemas estallan a sus pies y repiten sus mantras como campana rajada.

Ayer la portadora de la cartera de Justicia hizo un alarde de dominio de la materia. Y de chulería rufianesca. Con una media verónica se quitó de encima sus amistades peligrosas como que no hubiera asistido a la comida en que el comisario Villarejo contaba haber organizado una partida de prostitutas para sacar información y poder chantajear a políticos, empresarios y a quien se le pusiera por delante.

Tiene bemoles que la entonces fiscal en la AN no denunciara los delitos de proxenetismo y amenazas que acababa de conocer, o que tildara de marica a su hoy compañero de gabinete Grande Marlasca. Continue Reading

Imbécil, como definición

Diputadas PP desamparadas

Lo cierto es que ha venido poniéndole mucho empeño en mostrarse como es pero hasta ahora el diputado Rufián no había sido definido: imbécil, le espetó la diputada popular Escudero cuando sufrió su desprecio sexista en el curso de un rifirrafe más de los que el diputado de la Esquerra gusta de forzar.

Un personaje de tal jaez tiene su sitio en el parlamento, claro que sí; el país alberga los rufianes suficientes como para tener derecho a estar representados en el templo de la soberanía nacional. Pero ese no es sitio para el sexismo machista de progres a la violeta, ni para la chulería navajera.

Desde que llegó dedica su tiempo a socavar los pilares del ágora política para trocarla en tugurio barriobajero, empresa para la que cuenta con eficaces colaboradores. Y no es este un tema menor. Su ejemplo lo están sufriendo los jóvenes y niños del país, hostigados ya en demasía por la basura que los informativos televisados difunden.

El gran problema de nuestra sociedad se llama educación. Y en él están las raíces de otros varios que algunos tratan de erradicar a golpes de ley. Pocas cosas más ridículas que el empeño de los gobernantes en imponer obligaciones a troche y moche, desde en los órganos de gobierno de las empresas hasta en las relaciones de pareja. Continue Reading