Hábleme de usted, por favor

Sánchez leyendo su alocución semanal sobre el objetivo de la cámara.

Hará un par de años. Entré en una tienda bonita de la madrileña calle de Serrano en busca de no recuerdo exactamente qué. Lo que no he olvidado es la acogida de la joven dependienta, que muy resuelta y sonriente me espetó: “Buenos días, hola ¿qué quieres?”. Me salió del alma: “que me trate de usted”.

Es lo que sentí veinte o no sé cuántas veces más durante la hora en que me sometí a la charla farragosa de Sánchez, quien por si le faltara algo en ella se auto tituló “Presidente de España” y, en un momento concreto, se refirió a sí mismo con un “nosotros y nosotras” que superó el insufrible atentado gramatical del desdoblamiento léxico.

Entre todo ello, más el ingenuo engaño de hacer como que iba pasando hojas de un supuesto guion de su homilía, la verdad es que costaba seguir ante el televisor. ¿Por qué ese compulsivo instinto de falsear la realidad, de hacer que departe con usted cuando lo que hace es leer el texto que Iván le pone en el teleprónter ante el objetivo de la cámara? Continue Reading

El Gobierno y la Corona

Hoy publico en La Tercera de ABC el artículo siguiente, dos días después de que el Senado haya admitido a trámite una proposición de ley para despenalizar las injurias a la Corona y los ultrajes a España. Firmada por Esquerra Republicana y Bildu.

A continuación la transcripción del texto del artículo:

 

Desde un organismo público de la Administración General del Estado se produjo en la noche del sábado 21 de marzo un súbito golpe al sistema constitucional. Tras el título “Monarquía en estado de alarma”, la primera cadena de TVE dedicó trece minutos al impacto producido por el chantaje que han lanzado al Estado un policía corrupto y una empresaria de dudosa trayectoria que hace algunos años sirvió a don Juan Carlos.

Emitido precisamente antes de su informativo de mayor audiencia, el contenido del espacio estuvo en las antípodas de lo que cabe esperar de una televisión estatal. El guion y las intervenciones de los invitados a emitir juicios sobre el asunto parecían programados para socavar la piedra angular de nuestra democracia, de la monarquía parlamentaria. Un espacio tan tendencioso como sectario es consecuencia del control que Podemos tiene hoy sobre un medio que, como el CNI, Iglesias ambicionó hace dos años y ya ha conseguido. Continue Reading

La ministra de las patitas cortas

Historia del destrozo en quince días de marzo.

Que la mentira tiene las patas muy cortas es frase corriente en todos los idiomas, unos hablan de le gambe corte, otros de short legs, courtes jambes, pernas curtas… en fin, todo el vecindario entiende perfectamente que mintiendo no se llega demasiado lejos. El polo opuesto del bonito refrán italiano Chi va piano, va lontano.

A esa alma de cántaro que cobra su mensualidad como ministra de Trabajo y Economía Social, la sra. Díaz, Yolanda de nombre, comunista gallega designada por Sánchez dentro del cupo bolivariano de su gabinete bonito, no se le ocurrió mejor idea que disfrazar el golpe que la pandemia ha comenzado a propinar en el empleo echando mano de la cifra de nuevos parados registrados, tres cientos mil, para ocultar las ochocientas y pico mil bajas de que da cuenta automáticamente la Seguridad Social. Continue Reading

Madrid tiene seis letras

Presidenta y Alcalde de Madrid rindiendo cuentas.

Era el título de una copla que cantaba Pepe Blanco, un riojano más chulo que el Julián de “La verbena de la Paloma”. Cada letra con su sentido: “la M de maravilla; la A viene de andoba, porque es algo pintilla; la D pa que se enteren que el alma to lo da; la R por risueño; la I por inmortal, y hay otra D que avisa que sobra dignidad”.

De aquello hace ya cerca de tres cuartos de siglo, pero en eso siguen tanto la Capital como su Comunidad. La réplica que ambas instituciones están dando a la pandemia es un modelo de servicio a sus ciudadanos, a las personas. Sin embargo, o por ello, las terminales mediáticas de la coalición gubernamental no cejan en marcarla como el centro del mal.

La realidad dicta, sin embargo, que el fracaso del Ejecutivo nacional en la gestión del problema no es función ni de Madrid ni tampoco de recortes que el anterior gobierno popular hiciera. Al gabinete presidencial y al vicepresidente en jefe la verdad les importa un comino; respiran amarrados al cuento pirandelliano, “así es si así os parece”.

Y al grito marxista de más madera, es la guerra, ponen en alerta roja sus terminales mediáticas que engrasan sin pizca de rubor con el aceite de curar las fiebres: unos milloncetes para la Cuatro y la Sexta, ¿será por dinero?

Se trata de que entre tantos ruidosos fakes y bolos ministeriales a través del plasma, los españoles no se enteren de que hay un Ayuntamiento y una Comunidad Autónoma, los madrileños, que se las ingenian para suplir con ideas y gestión la carencia general de medios. Penuria agudizada por la malévola distribución de los que el Estado allega, cuando no secuestra disponibilidades presupuestarias.

Y es que el drama de la capital estaba cantado habida cuenta de que, con una densidad poblacional de 5.322 hab/km2, la coalición gubernamental la tomó como manifiestródomo para que centenares de millares de gentes hombro con hombro corearan aquella profecía incumplida, “El machismo mata más que el coronavirus”, salida de los nigromantes pagados por el ministerio de Igualdad.

Llueva o no del cielo, el caso es que empresas tecnológicas como Carto, ForceManager y Mendesaltaren, Telefónica, Goggo Network, Google y Ferrovial, bancos como el Santander y BBVA, empresarios como Florentino Pérez, Marta Ortega y Alicia Koplowitz, artistas como De la Calva y Arcusa, los Dinámicos creadores del Resistiré, genuino himno oficioso de la defensa nacional frente a la última invasión extraña, han aportado algo de lo que cada cual sabe y tiene para dar aliento a la ciudad más dolorida.

La Comunidad de Madrid abrió el lunes una página web donde realizar donaciones destinadas íntegramente a la Sanidad y atender la situación de crisis generada por el coronavirus: http://donamadrid.madrid. En 24 horas recibió 4,5 millones. Curiosamente, a las cuarenta y ocho horas el Consejo de Ministros decretó la creación del suyo.

Bien está, pero a cada cual lo suyo. Y así mientras unos desoyeron todos los avisos internacionales y van dando volantazos a empellones de lo que viene, la presidenta madrileña Díaz Ayuso y el alcalde Martínez-Almeida son ejemplos de dignidad. Como la última letra de Madrid.

Leave the first comment

Manda Podemos

¿De quién habrá de defenderse Sánchez cuando esto acabe?

No tiene gracia alguna sentir a los ministros sanchistas haciendo de palmeros de un vicepresidente en jefe que va repartiendo por el complejo presidencial tantos virus como golletazos a la economía nacional y sus agentes.

A Iglesias le ha venido el coronavirus como morrión, lanza y adarga para lanzarse pertrechado al asalto de los cielos como la emprendió contra molinos y cueros de vino aquel de La Mancha de seso derretido por tantas lecturas.

Como las desgracias acostumbran a no venir solas, la broma china nos ha cogido con el peor gobierno posible, el peor de la democracia española; sí, el peor.

Montado por un ambicioso sinsorgo para satisfacción de su estampa, sin reparar en medios ni saber por dónde empezar, los palos del sombrajo se le han venido abajo. Continue Reading

El presidente garantista

Garantías Sánchez, el seguro que salva su responsabilidad

Escalofriante. Preguntado por a quién o dónde habría que pedir responsabilidades por las chapuzas incurridas en la defensa de los españoles, el presidente el Gobierno puesto por Podemos ha respondido que son muy garantistas. Tal cual. Como queriendo decir que el fiasco de los test que no funcionan, las mascarillas que no hay, de la invasión del virus en un sector sanitario desguarnecido, son efectos colaterales de la seriedad con que están trabajando.

Revisado al terminar la última aparición de Sánchez en el plasma doméstico de la cuarentena, Cantinflas, aquel singular personaje compuesto por don Mario Moreno Reyes, mexicano ilustre creador de aquel icono nacional, resulta ser un personaje sobrio y sincero. Continue Reading