Claro que Barajas es España

El ministro español y la vicepresidenta venezolana.

 

MENTIRAS Y FANTASÍAS  ENTRE MADRID Y CARACAS

Araceli Mangas Martín, Académica de Número de la Real de Ciencias Morales y Políticas y catedrática de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la UCM, ha publicado en El Mundo el artículo que por su interés reproduzco a continuación.

 

«Puede estar tranquilo el lector que no voy a escribir sobre la enésima versión de la visita de la vicepresidenta de Venezuela a Madrid ni de los desarreglos de sueño del fementido ministro Ábalos ni del probable chantaje al Gobierno de España ni sobre si hubo desembarco de decenas de maletas (¿droga? ¿dinero público? o ¿folletos sobre para la Feria Internacional de Turismo a repartir por el ministro del ramo?). Ni siquiera voy a comentar lo que este embrollo sugiere: que la política exterior de España se ha roto con el Ejecutivo de coalición.

Se puede decir en inglés o en español: España no ha vuelto; ni está ni el presidente confía en la ministra. España se marchó del mundo cuando Josep Borrell asumió la política exterior de la UE (al ser nombrado ministro escribí Volver a Europa y al mundo, EL MUNDO, 20/06/2018). Moncloa no cuenta con la diplomacia española. Pero hoy no toca.

Me interesa aclarar en esta limitada tribuna dónde comienza el territorio nacional, si todo el aeropuerto de Barajas es o no territorio español y cuál es el Gobierno reconocido y efectivo de Venezuela. El territorio de un Estado comprende la superficie terrestre -con su prolongación sumergida, que es la plataforma continental-, también sus espacios marítimos de soberanía (aguas interiores y mar territorial) y, sobre todo, su prolongación vertical, el espacio aéreo. Continue Reading

Desayunando con política

Gema Igual en el foro de Nueva Economía, política que merece la atención

 

Cuando en la situación política que vivimos casi todo parece perdido, y así lo comentaba ayer, un rayo de luz devuelve la esperanza de que un mundo mejor es posible. El fenómeno no es frecuente, pero sí posible. Ayer lo viví en el curso de uno de esos desayunos con que beneméritas instituciones, Nueva Economía en este caso, te convocan a primeras horas de la mañana para despertar algún interés por lo que hacen o piensan gentes públicas.

En esta ocasión se operó el milagro en el comedor de un madrileño hotel de postín: Gema Igual, alcaldesa de Santander, demostró cómo la política es, más que el arte de lo posible, un compromiso ético con los ciudadanos.

Porque la política no es un fin cerrado en sí mismo. Estamos demasiado aclimatados a sufrir políticos con el objetivo puesto en la conquista del poder y su posterior mantenimiento. Es lo propio de gentes sin escrúpulos que no pasaron de leer nada más allá, ni acá, de los consejos al príncipe maquiavélico. Continue Reading

Alcurnia y dignidad

Cuando el peso de la dignidad se hace insoportable.

Esto que llaman nueva política está produciendo serios destrozos en la democracia que venimos viviendo. La mayoría de nuestros representantes apenas concitan interés. Sus manifestaciones no suelen rebasar el vuelo de las gallináceas, incapaces de alumbrar ideales y horizontes a quienes les han apoderado. Una excepción, al fin, fue la protagonizada hoy por el líder de la oposición, Pablo Casado, al informar a la opinión pública de lo que trató con Pedro Sánchez, el presidente que preparó el encuentro denigrándolo cuarenta y ocho horas antes.

La dialéctica está circunscrita a pequeñas escaramuzas de estricto interés partidario. En el hemiciclo que pueblan los diputados raramente se producen manifestaciones o debates que merezcan la atención y reflexión consiguiente.

Esto sería lo deseable en situaciones de normalidad sostenida, sin otras cuestiones que la simple adopción de soluciones a problemas de ordinaria administración, pero no es el caso, obviamente. Continue Reading

La hipoteca de Sánchez

Es lo que hay, tercermundismo bolibariano en el poder.

De la negociación entre el presidente hipotecado y sus prestamistas no puede salir nada bueno. Ni Sánchez lo pretende; como el de otras tantas iniciativas de la coalición social-comunista, proscribir a media España es el objetivo de la mesa bilateral, ahora multilateral.

Todo es una patraña. Lo que comenzó anunciado como una mesa entre gobiernos, el nacional y uno regional, se convierte en una timba partidaria, eso sí, con un estricto control del derecho de admisión.

Los asientos están reservados a los prestamistas que concedieron crédito a Sánchez para poder hacerse con la residencia de la Moncloa y plaza de aparcamiento en el banco azul del Congreso. ¿Qué puede salir de esa concertación de intereses comunes? Continue Reading

La reverencia de Iván

El ansia infinita de agradar…

El gesto vale más que mil palabras, es el análisis certero de lo que nos está pasando… por encima. La sumisión ante todo lo que suponga un voto para aprobar los Presupuestos revela la esencia del sanchismo.

Día a día desmantela el Estado como quien arranca pétalos de la margarita, me quiere, no me quiere, pero me va a querer, me quiere… y así hasta los 176. Acabará yendo a Teruel aunque allí no hayan visto desde las elecciones a quien con su único voto le hizo presidente; al tiempo.

Al PNV, que seis escaños son media docena de votos, le va a regalar la seguridad social. Lo de la gestión penitenciaria es un señuelo para que distraer la atención sobre el asalto a la igualdad de los españoles y la solidaridad entre sus comunidades.

Tornillo a tornillo está desarmando el sistema con el único fin, inmediato, de afianzar su silla curul. Cuál sea el objetivo estratégico quizá aún no lo sepa ni su gurú. Continue Reading