El papel de Bescansa

Guerra fría

Nihil novum sub sole. La crisis en la familia podemita demuestra que la historia se repite una y mil veces. Lo del papel de Bescansa recuerda una de las viejas artimañas de los servicios comunistas de espionaje, KGB, Stasi, etc. para deshacerse de los rivales.

Bescansa tenía un papel sobre el asalto al poder en Podemos. Hartos de Iglesias, de la Montero y algunos más, el complot la conducía hasta la dirección general y a Errejón le quitaba de en medio a Espinar en su carrera hacia la presidencia de la Comunidad de Madrid.

Pero el papel salió a la luz y lo escrito quedó en nada, naturalmente. “Es un honor seguir cuidando Podemos”, zanjó el mandamás sin admitir una sola pregunta en rueda de prensa que convocó con los dos rivales hermanados tras el complot abortado. Y Bescansa sintió el frío no de Lubianka sino de la soledad; ni siquiera fue convocada al acto de unidad y humildad.

La otrora madre nutricia del grupo, bebé al pecho en el nacimiento de la Legislatura, ya no es de los suyos. Su cómplice Errejón se da media vuelta y aplaude al líder necesario, agradeciéndole, encima, su generosidad.  En fin, el triunfo de una estratagema propia de película americana durante los años de guerra fría. Continue Reading

Contra el sistema todo vale

La caída del imperio romano tuvo múltiples causas, bárbaros aparte. La de los sistemas en que hoy vivimos los países desarrollados no será debida tanto a agentes exógenos, rusos aparte, como a la estupidez de los agentes interiores. Ahí están los dirigentes de los dos grandes sindicatos nacionales manifestándose con los golpistas catalanes. Lo que faltaba.

Tal vez tales dislates podrían comenzar a corregirse si el Estado tomara la decisión de cortar el grifo nutricio de las subvenciones. Con nadie sabe cuántos militantes pagan sus cuotas, y puestos sus cuadros a hacer política de la peor estofa, qué demonios hace este país malversando el dinero de nuestros impuestos.

Hemos perdido el oremus. La democracia es mucho más que las licencias para manifestarse y expresar lo que cada cual crea conveniente. Claro que sin esta libertad estaríamos en paraísos republicanos como el cubano o venezolano, pero la libertad es indivisible y las personas tienen también otros derechos. Por ejemplo, el de ser libres, derecho que en la republiqueta de Torrent y compañeros sediciosos son negados a la mayoría de los catalanes. Continue Reading

Suspiros de España

Seiscientos años ha

No han sido buenos los últimos tiempos. Entre unos y otros han quebrado la historia de éxito que veníamos protagonizando. Pero España acumula méritos sobrados para rehacerla. Bastaría con sacar lección de la experiencia vivida y pulir desajustes para afinar las claves de nuestra convivencia. Elevar de nivel el suelo de nuestro sistema.

Cristóbal Halffter hizo algo así con el pasodoble que compuso Antonio Álvarez en Cartagena hace más de un siglo y arropó la nostalgia de exiliados y emigrantes. “Suspiros de España” merecía la atención de un maestro de hoy para exprimir todo su potencial con la hondura elegante de una orquesta de cuerda, y lo dejó hecho.

Lo que en nuestra sociedad está pasando reclama dejar de suspirar por las esencias y tanta leche derramada; ponerse manos a la obra, ir a lo concreto.

Para comenzar, la madre de todos los problemas: la Educación. Restaurar el principio de una Educación en valores para formar personas responsables, y de una Instrucción basada en el respeto a los derechos y libertades fundamentales. Continue Reading

Cifuentes y los Karamázov

Sorpresa en la sala

La sorpresa mayor no fue la autodefensa de Cifuentes ni siquiera la azotaina que el representante de Rivera propinó a la presidenta de la Comunidad madrileña; tampoco la moción anunciada por los de Sánchez; no. Lo inesperado fue la entrada de don Fiódor Dostoyevski en la sala.

Entró del brazo de la portavoz de Podemos que echó sobre la mesa la última novela del ruso. Qué pueda tener que ver la historia de Fiódor Karamázov y sus tres hijos y medio con el máster de Cifuentes podría ser objeto de otro máster con su correspondiente tesina final.

El parlamento de doña Lorena Ruíz Huerta, que ese es el nombre de la representante en aquella cámara de Iglesias y Montero, no se distanció un ápice de lo que, hasta la pasada semana, se venía esperando de los podemitas. El comunicado emitido por la casa civil de los líderes sobre el feliz futuro en que ya están embarcados pudo hacer pensar que a partir de ahora ya todo no sería tan negro, pero no. La vida sigue igual.

Traer a colación el drama de un parricidio podría tener un anclaje más o menos lógico: el llamado fuego amigo que muchos ven en la situación sobrevenida sobre Cifuentes. Pero la gran obra que Dostoyevski publicó como folletón en un semanario ruso poco tiene que ver con la imagen barata de los daños colaterales. Continue Reading

Torrent, el último golpista

Torrent en el Parlament

El golpe está descabezado pero a la banda golpista le ha salido un retoño. Ocupa desde enero la presidencia de la cámara catalana tras dejar la alcaldía de un pueblo gerundense de 5.000 habitantes. El capullo lleva diecinueve años, la mitad de su vida, viviendo de la administración pública. Se llama Roger Torrent, y hoy porta la antorcha del golpe subido no a un furgón policía, como aquellos Jordis, sino al sitial del Parlament.

El día de su investidura trató de dar el pego diciendo que había que coser Cataluña, para lo que él sería el presidente de todos los diputados. Sólo tres meses después, excita los ánimos de la minoría violenta que sacude las ramas del nacionalismo catalán. Es el último golpista y sigue en la calle. ¿Le amparará su fuero los ataques a la democracia?

El golpismo catalán lo tiene perdido todo menos una cosa: el relato. Oír a Torrent hablar de democracia, de legitimidad, de represión de España, y hasta de que el Estado español pone en peligro la unidad europea, sería indignante si no fuera surrealista. Como lo es referirse a Puigdemont como el presidente de todos los catalanes. Peregrino discurso, pero mantiene humeantes los rescoldos del golpismo. Continue Reading

Rovira marcó el camino a Llarena

Salió por pies

Lo de Marta Rovira no es precisamente la solidaridad. Al proscribirse señaló al juez Llarena el camino que habrían de seguir sus compañeros de sedición. El riesgo de fuga es una de las claves para mantener en prisión preventiva a acusados de graves delitos. La número dos de Esquerra Republicana ayer apuntilló a su jefe Junqueras, encarcelado desde el dos de noviembre. Su escapada a Ginebra es uno de los episodios más vergonzosos de eso que llaman Procés.

No debe de tenerlas todas consigo cuando en la carta que deja, como los suicidas al juez, escribe “no dejéis que el rencor se apodere de vosotros.” ¿Rencor contra ella misma por abandonar a sus compañeros de lucha? Y sigue secretaria general de ERC citando la carta que le envió su presidente Oriol: “En estos días que vendrán, hay que estar fuertes y unidos. Transformar la indignación en coraje y perseverancia. La rabia, en amor. Piense siempre en los demás. En lo que tenemos que rehacer. Persiste porque yo persistiré.” Habrase visto…

Si el payasito de Waterloo conserva algún reflejo humano, además de la mueca sonriente que saca ante las cámaras, ayer debió de quedar estupefacto al enterarse de la fuga de aquella ardorosa republicana que puso pies en pared de su despacho presidencial. ¡Tiempos aquellos! Continue Reading