La Historia fabulada

Hechos

Qué manía la de algunos progres de reescribir la Historia. Sabíamos de los esfuerzos subvencionados por socialistas, comunistas y mediopensionistas para ganar la guerra civil cuarenta años después de haberla perdido. Claro que la historia la escriben los vencedores, pero los hechos son los que fueron, más allá de su relato.

Sobre esa memoria más que histórica fabulada, siguen acometiéndose disparates como el empeño de Sánchez en procesionar la momia de Franco cuando nadie recordaba al dictador -personaje hoy ignoto para más de un tercio de los españoles-. Pero lo último clama al cielo.

Resulta que existe una comisión creada para investigar la reciente crisis financiera cuando aún no han terminado de apagarse sus últimos rescoldos; véanse el número de juicios pendientes sobre dirigentes de Cajas, por ejemplo. Historiar el presente es una especie de sinsentido que no conduce más que a torcer el curso de la Historia con mayúscula. Continue Reading

Centrismo no es ponerse en medio

El Centro sugún Nolan

Ocupar el centro no consiste en ponerse en medio, imagen que sugiere en unas recientes manifestaciones el portavoz parlamentario del partido de Rivera. Pensar que el centro político es echar una mano a la derecha aquí y allá otra a la izquierda es una simpleza que la gente termina por despreciar.

Y es que la sociedad actual es demasiado compleja como para definirla a través de un solo eje. Comenzando porque ya no cabe hablar de derecha o izquierda en singular; la pluralidad ha llegado a ambas orillas. Además de derechas e izquierdas hay otros ejes transversales más definitorios, como los niveles culturales, de renta, de empleo, o de religiosidad, por citar algunos vectores de la rosa de los vientos que conforma nuestra sociedad.

O de otra forma, los grados de libertad económica y libertad personal, según el norteamericano David Nolan. Continue Reading

El avestruz

Haciendo el avestruz

Viendo el comportamiento de Sánchez durante el debate vivido esta mañana en el Congreso pensé en esa especie de pájaro gigantón que no vuela, el avestruz. Durante los veintiocho minutos que duró el parlamento de Casado no levantó la vista del escritorio de su escaño.

Dicen que no es tan cierta la creencia popular de que, cuando le vienen mal dadas, el avestruz entierra su cabeza en la arena; al parecer, lo que hace es bajar la vista a ras del suelo tratando de pasar desapercibido como si fuera un objeto inanimado del paisaje.Exactamente lo que hizo el presidente de este extravagante Gobierno ante la retahíla de reproches, consejos y demás razones que el popular le dirigía.

El avestruz, hasta tres metros de altura y ciento ochenta kilos los machos bien alimentados, tiene el cerebro del tamaño de una nuez. Es una especie de capricho de la naturaleza; un gorrión convertido en camello, que es como en griego se denomina al bicho.

Corre que se las pela cuando olfatea el fin de sus días, y sólo cuando no ve salida se enfrenta a patadas con su acosador. Continue Reading

Arquitectos del cambio

El Rey y su Presidente

Sobre las espaldas de estos dos hombres que caminan al paso como viejos amigos recae el peso de la soberanía popular recobrada por los españoles a golpe de votos hace ahora cuarenta años.

Hicieron posible la concordia.

Que su recuerdo sirva de auto homenaje a todos cuantos hoy se sientan orgullosos por marchar libre y pacíficamente por la senda por aquéllos abierta, el Rey Juan Carlos I y su Primer Ministro Adolfo Suárez.

Leave the first comment

La Constitución de la gente

La Corona

¿Tendrán los españoles algo más importante el 6 de diciembre que manifestar públicamente su homenaje a la Constitución? La cuestión trasciende de ideologías y partidos; es la hora de la gente, del pueblo que lleva viviendo cuarenta largos años en paz gracias a la concordia que la alumbró.

El país es mucho más ancho y profundo de que lo que manifiestan sus instituciones representativas; en gran medida está viviendo al margen del juego que en ellas se practica. Es lo propio de las sociedades de ciudadanos libres y capaces de expresar sus sentimientos.

Celebrar la Constitución no va de enfrentar banderas por las calles, ni de increpar a nadie; ni siquiera a los que trabajan denodadamente para desmontar sus anclajes. Como en otras grandes democracias del mundo libre, la Fiesta del 6 de diciembre debería restaurar las energías con que el pueblo emprendió la marcha hacia un futuro mejor para sus hijos.

No hacerlo pone en evidencia una sociedad flácida, minada por los gérmenes tóxicos que están socavando las raíces de las democracias occidentales; corrupción, mentira, abulia, populismo. Continue Reading

Y Sánchez volvió a perder

El perdedor y su víctima

Terminarán llamándolo “el señor de las derrotas”. No pasa elección sin que las huestes de Sánchez sean penadas con la derrota. Y en términos drásticos, siempre cosechando los peores resultados históricos del partido. En mi opinión esto es más relevante que el juego de las sillas al que ahora se aprestan los partidos presentes en el parlamento regional andalusí.

Con Sánchez al frente, la socialdemocracia tiene los días contados en España. No sería nuevo en nuestro entorno. Francia o Italia ya lo han vivido y Alemania está en ello. Secuelas de la quiebra del bipartidismo, sólido soporte de la democracia parlamentaria y hoy alegremente denostado por las minorías recién acampadas.

Los dislates característicos en toda campaña electoral suelen ser sobrepasados por las sandeces que se escuchan tras el recuento de los votos. Triste panorama el que dibujan los juicios y ocurrencias de buena parte de la clase política en presencia, y de los medios adeptos a cada cual.

Hoy, uno de los memes más chuscos es el mayday, mayday de la llamada progresía para cerrar el paso a la extrema derecha, Vox, como si sus socios podemitas y diversas confluencias fueran piadosos constitucionalistas de centro izquierda. Siempre prestos a implantar cordones sanitarios para cerrar el paso a las libertades, los apoderados del socialismo actual no reparan sobre la catadura de sus propios compañeros de viaje. Continue Reading