¿Como salimos de ésta?

Símbolos de la Patria

Estamos cercados. Entre tantos disparates, insensateces y argucias resulta más que difícil, dificilísimo, aventurar una respuesta medianamente fundada a la pregunta de la cabecera. Intentémoslo yendo por partes, comenzando por los golfos apandadores, y concluyendo con el golpe de Estado en curso.

El partido mayor está hecho trizas por el pedrisco que le viene cayendo encima, y aún más porque no sabe cuándo pasará la tormenta. Ello le tiene enrocado. Sobre la materia ha legislado en la buena dirección, y así resultará más caro jugar con los dineros públicos en el futuro, pero ha resultado incapaz de soltarse el lastre del pasado del que proviene.

Grave error, letal en tiempos tan poco propicios al análisis como los que vivimos. Los tuits no dan para el respiro, lo que queda es el goteo de nombres bajo sospecha, inculpados, encarcelados o condenados. Si la Justicia se demora diez años en aclarar cada caso no es de extrañar que Rajoy acabe haciendo suyo aquello de la doctora de Ávila, “vivo sin vivir en mí”. Continue Reading

Que vienen los vascos…

Dios y leyes viejas

Y ahora vienen los nacionalistas vascos, unidos en un mismo afán burgueses y radicales para redondear la faena catalana. Somos una nación, con identidad propia y derecho a decidir; o sea como siempre, y como el Real Astillero de Guarnizo, que es mi pueblo por cierto. Mientras, en el Congreso, su portavoz  aclara que han dado el sí a los presupuestos generales del Estado por responsabilidad, por los intereses de la ciudadanía de Euskadi y porque así contribuyen a librar a Cataluña del 155. En fin… cosas del nacionalismo.

Que el PNV iba a votar a favor de los PGE estaba claro desde un principio. El partido de la derecha vasca no podía dar la espalda a los intereses de su gente, desde los empresarios que durante tantos años pagaron silentes el chantaje terrorista, hasta el mundo del Basque Culinary Center.

Lo del 155 es el precio que ahora tenían que pagar a los Bilduetarras, actuales socios en la causa secesionista. Pero el 155 ahí sigue, no parece que se vaya tan pronto, pelillos a la mar: sí a los Presupuestos. Escasa convicción íntima la de los sabinianos; para la galería todo vale, y sobre todo la llegada del AVE o el incremento de las pensiones, baza electoral que Rajoy les puso en la mano. Continue Reading

Si lo sé no vengo

De oca a oca…

Es lo que piensa la inmensa mayoría de los cuadros del PP de Rajoy visto cómo el tiempo va deshojando la herencia recibida del PP de Aznar. El último capítulo trata de las andanzas de Zaplana, el pillabán que, a base de repartir, mejor supo resguardarse en el diluvio de la corrupción. Años de equilibrios inverosímiles en la mismísima aguja de esa balanza en manos de la Justicia que con los ojos vendados sopesa las trampas y la ley.

El derecho civil creó la figura de la herencia a beneficio de inventario por la que el heredero no queda obligado a pagar las deudas y demás cargas de una herencia, sino hasta donde alcancen los bienes de ésta. Nuestro Código Civil explica que así no se confunden, en perjuicio del heredero, sus bienes particulares con los que pertenezcan a la herencia, y una vez satisfechos los acreedores el heredero podrá disfrutar de lo que quede.

¿Quedará algo que disfrutar de la herencia recibida por los actuales gestores del PP?

Lo que no pueden hacer a estas alturas es llorar por la leche derramada, porque para a recibir la herencia a beneficio de inventario tenían que haberlo solicitado antes de aceptarla. El CC da plazos de hasta treinta días; o sesenta si se reclama un inventario riguroso de sus bienes.

Pero a juzgar por el rosario de deudas pendientes no parece que la dirigencia popular tomara la decisión de levantar las alfombras que pisaron sus predecesores; o la cerró en cuanto comenzó a saber la realidad del cúmulo de tropelías cometidas por sus mayores.

En otra situación estarían los populares si hubieran abierto el melón, denunciando ellos mismos alguno de los casos que hoy arruinan su futuro. Con dos o tres habría sido suficiente para demostrar su compromiso contra la corrupción, su apuesta por las manos limpias de los administradores del dinero público, y la coherencia con los principios y valores presentes en su discurso.

No lo hizo y ya es tarde. O aún no. Depende de lo que quede, que quedará.

Leave the first comment

El plebiscito podemita

Sorpresa en el mundo

Napoleónico, pero sin la grandeza del corso. Y además, vía internet, para que quede bien claro quién bendice la hipoteca a la que se han sometido los señores de Iglesias y Montero para disfrutar de la privacidad que proporciona la vida en un chalet al pie de la sierra madrileña. Extraño complejo.

Del mundo de la política suelen surgir ideas torpes, malas y pésimas, como esta última. Torpe es la confusión de planos que los ha llevado a politizar su vida privada y a desdecirse de cuanto soltaron por sus bocas desde que asomaron a la luz pública. ¿Por qué no han defendido su derecho a rectificar tantas simplezas?

Mala idea es la de traspasar a su parroquia el juicio sobre ese derecho que asiste a toda persona libre. Vincular el resultado de la consulta a su permanencia al frente del movimiento es propio de un autócrata enfermizo como Luis XV, “après moi, le déluge”, no de un político del siglo por el que nos movemos. Además, ¿cabe alguna duda de que saldrá de los ordenadores algo diferente de lo que determine el mando? Continue Reading

Garantismo y democracia

las banderas de Europa

Que el primer movimiento del molt xenòfob president Torra sería plantar cara a la razón nombrando un Govern de forajidos y secesionistas encarcelados estaba cantado. Es lo que corresponde a un individuo tan poco honorable como el vicario de Puigdemont a quien hay que reconocer su acierto a la hora de elegir lo peor de supremacismo. Las cosas, como son.

Esto va de cargarse de paciencia, tanta como la que hay que consumir para terminar de entender por qué la Justicia no abre ya juicio oral a los golpistas. El garantismo no puede estar reñido con el restablecimiento de la normalidad hasta el extremo que estamos sufriendo.

El Gobierno de la Nación hace en este punto concreto lo que le corresponde, no dar por nombrados a los cuatro delincuentes -por cierto, nada presuntos-, lo que no quita que lloverán recursos sobre los derechos políticos que puedan asistirles; es más, que les asistirían si no estuvieran implicados en un delito de sedición.

Lo que diga Bruselas, Estrasburgo o el sursum corda no debería provocar nada, ni siquiera indignación. Mientras piensen que el nuestro no es su problema seguirán mirando para otro lado… hasta que el suyo les estalle en las narices. Continue Reading

No hay democracia sin autoridad

Snoopy

La autoridad es una de las piedras angulares de esa compleja construcción sociopolítica que es la democracia.

Otra es el consenso en torno a los valores asumidos por toda sociedad democrática; la nuestra cita cuatro en su Constitución: libertad, justicia, igualdad y pluralismo.

Y también la existencia de unas reglas de juego claras sobre las que la autoridad pueda asegurar el libre juego de las libertades.

Cuando la autoridad instituida ceja en sus funciones la inseguridad se enciende, el curso de la vida social deja de ser predecible y la incertidumbre agrieta la democracia.

Certidumbre y predecible quizá sean las palabras más usadas por Rajoy para definir su propia personalidad como gobernante. Y fueron cumplidas en buena parte de su primera legislatura. Se centró en restaurar los destrozos de una crisis económica agravada, precisamente, por la falta de autoridad de la anterior administración. Y lo consiguió en buena medida.

Pero el tablero de operaciones de un Gobierno en nuestro tiempo y circunstancias tiene otros frentes que no han sido debidamente atendidos. Comenzando por el del nacionalismo catalán, también agravado durante el gabinete socialista de Zapatero, pero que en los dos últimos años ha llegado a su nivel crítico. Continue Reading