Tal para cual

Los numeritos montados por el doctor Sánchez y el lozano Rivera recuerdan los gags de las parejas de payasos, tipo Pompoff y Teddy o los hermanos Tonetti. El Clown y el Augusto, el listo y el tonto, divertían a niños y mayores enfrentándose en las pistas circenses con sonoros bofetones incluidos.

Este verano que se va calendario abajo para dejar paso al otoño de las melancolías, añoranza de pasados tiempos mejores, ha alumbrado una nueva pareja. Viven de la política y, sin rubor alguno, tejen filigranas para seguir haciéndolo.

Uno, el Cara Blanca, se muestra solemne a la hora de propinar un coscorrón al Augusto que trató a última hora de sacar algún rédito electoral en el sin dios que entre todos han organizado.

El payaso sabía sobradamente que el clown está en modo nuevas elecciones desde el mismo día en que se vaciaron las urnas hace cuatro meses. Navegar entre Escila y Caribdis, golpistas y comunistas, tan escaso de pertrechos se le antojó poco menos que misión imposible. Y desde aquel momento se dedicó a torear al vecino de la izquierda sabedor de que podría terminar cortándole las dos orejas en una nueva pasada por las urnas. Continue Reading

El obstáculo eres tú

Candidato Sánchez no tiene crédito

 

Si no fuera lamentable…, lo de Sánchez no deja de tener gracia. Recién bajado del helicóptero despacha la actualidad diciendo que no hay obstáculo real para que populares y ciudadanos se abstengan para permitir su segunda investidura. Claro que no existen obstáculos reales que impidan su acceso a la presidencia; obstáculo sólo hay uno: él mismo.

Y es tan real como la vida misma. Lástima que no alcance a sentirlo, es lo que tiene andar por la vida rodeado de tanto asesores y encuestas; sólo le llega una especie de realidad virtual creada a la luz de mil argucias y disfraces.

Removerlo, el obstáculo, sólo puede hacerlo el partido de sus mayores. La socialdemocracia volverá a gobernar España el día en que el obstáculo sea depuesto. Lo tienen difícil tras el golpe que dio a lomos de la llamada militancia. Y ahí hay un asunto que merece una pensada. Continue Reading

El perro del hortelano

Como guante de seda le viene la imagen a Alberto Carlos Rivera Díez, Albert Rivera en los carteles, la estrella de Ciudadanos.

Hace unos años, cinco exactamente, firmaba un libro titulado “Juntos podemos: el futuro está en nuestras manos”, pretexto para exhibirse firmando ejemplares en la Feria madrileña. Hoy ni come ni deja comer. Con quién juntarse para poder no se sabe qué quizá sea una pregunta que no le deje dormir. Lo que parece cierto es que el futuro está en otras manos, no en las «nuestras», sopena de que… ¿quiénes son los nuestros? Continue Reading

Domingo y el derecho al honor

Un español universal ha sido víctima de linchamiento por razones por ahora desconocidas. La verdad, esa extraña dimensión del ser que hace libres a los hombres, acabará derruyendo el muro de la secta y arrojando luz sobre la causa del linchamiento a que ha sido sometido Plácido Domingo.

El diccionario del español jurídico elaborado por la RAE y el CGPJ define el término linchamiento como “campaña de descrédito sometiendo a una persona a escarnio público reiterado en los medios de comunicación”. Eso es, exactamente, lo que le cayó encima al maestro Domingo.

Los escépticos ante las extrañas denuncias difundidas por una agencia norteamericana aludieron inmediatamente a la presunción de inocencia, derecho que asiste a todo imputado, naturalmente. Pero pocos se refirieron al derecho al honor, más pertinente en este caso; al derecho de todo ciudadano a que se respete su reputación, fama y estima social. Y aún menos fueron quienes tildaron las difamaciones de simple patraña. Continue Reading

El arte de empezar por el principio

Se puede engañar… pero no a todos todo el tiempo

Sánchez quiso jugar a jefe de Estado y la aventura nos salió por un pico. En su soberbia, realmente inconmensurable, se le ocurrió aquello de “llamar a consultas” a los dirigentes de los demás grupos parlamentarios, cuando lo que le correspondía era echar sobre el tapete un programa propio y buscar las adhesiones necesarias, o acuerdos paralelos, para ponerlo en marcha. Eso era cumplir con el encargo real; lo demás, una estupidez como ha quedado demostrado.

Lo que no comienza por el principio suele no llegar hasta el final. El proceder el candidato frustrado ha sido una sucesión de artimañas que inhabilitaría a cualquier dirigente en el mundo de todo tipo de empresas, culturales, económicas o deportivas.

Ignorante del sabio principio que Lincoln dejó dicho, Sánchez ha pretendido engañar a todos durante todo el tiempo; nada menos que durante tres meses. Montar un gobierno de izquierda radical pero sin los radicales, para que la abstención del centroderecha le permitiera ocupar el banco azul sin la ayuda expresa de los golpistas, filo etarras y otros nacionalistas de diversa laya. El engendro ha terminado como el rosario de la aurora. Continue Reading

… Y Santiago cerró España

Se acabo el circo, por ahora …

El portazo ha vuelto a ser sonoro. España se libra de un gobierno trufado de comunistas bolivarianos, y no tanto por obra del encargado de formarlo como por el peso de la Historia. Europa no es el Caribe.

En el día del santo patrón de las Españas la ambición de Sánchez se dio de bruces con la dura realidad de una sociedad que no está para bromas. Una ancha mayoría de los representantes recién elegidos, unos porque no y otros porque tampoco, rechazó la candidatura de quien se presentó sin mayores poderes que su cara bonita.

Enredó a la extrema izquierda podemita esperando tal vez que la inestable situación de su sanedrín abriera las puertas a la adhesión de los golpistas catalanes antes de que caiga sobre sus jefes la sentencia merecida. Septiembre es demasiado tarde, se le escapó en alguna ocasión, y así lo confirmó el portavoz Rufián al concluir la sesión del segundo fracaso. Continue Reading