Y Casado ganó el partido

Como no podía ser de otra forma: no a la moción

 

Un tiro por la culata. En eso quedó la moción ideada por Vox con el único objetivo de ganarse una mejor posición en la pole de la parrilla política. El resultado fue inverso al esperado por sus promotores. Abascal cayó noqueado, y no por Sánchez, el presidente objeto de la censura, sino por Casado, la diana real del disparo fallido.

Decía hace años un conocido banquero que las OPAS se lanzan para ganarlas; como las mociones de censura, previsión constitucional para desalojar “por mayoría absoluta” a un Gobierno durante su mandato. La ventilada ayer ni soñaba con esa mayoría ni presentaba programa alguno. Era, simplemente, un abuso de las reglas de juego. Y en circunstancias como las que este país está sufriendo, una estupidez. Continue Reading

Compartir entrada:

Y el Congreso, a quién representa

Maduro en la apertura del año judicial venezolano ya adelantó lo nuestro.

Puestos a tirar de la manta, ¿alguien piensa todavía que los ciudadanos se sienten representados por la mayoría Frankenstein que impone las decisiones del Congreso?

No, no nos representa. Es una nueva casta que circula en dirección prohibida saltándose cuantos semáforos se interponen en su rodadura de apisonadora. Es la perversión del sistema que pone en peligro la libertad de la gente, y a la propia gente. Continue Reading

Compartir entrada:

Puntilla al Poder Judicial

Sede del Tribunal Supremo, Madrid.

La tropelía está anunciada. El segundo gobierno socialista, González, años ochenta, retorció la letra de la Constitución para acabar, dijeron, con los jueces franquistas. Lo que el artículo 122 de la Ley de Leyes establece es que, además del presidente del Tribunal Supremo, el Consejo General del Poder Judicial estará integrado por veinte miembros. De ellos doce entre Jueces y Magistrados y los ocho restantes, cuatro a propuesta del Congreso y otros cuatro por el Senado, elegidos por mayoría de tres quintos.

La estocada a los principios de independencia, inamovilidad y responsabilidad que la Constitución exige a la administración de Justicia, consistió en hacer depender los veinte vocales de las cámaras. Los jueces y magistrados, que deberían proponer la mayoría del Consejo, punto en boca. Eso sí, aquellos legisladores tuvieron la decencia de mantener la mayoría cualificada para los nombramientos. Continue Reading

Compartir entrada:

Iglesias y San Martín

Al fin le tiene cogido por donde más puede doler

“A cada pavo le llega su Nochebuena”, dicen en Colombia, y Cervantes escribió en El Quijote “Su San Martín se le llegará como a cada puerco”. Pero no ha tenido que esperar al 24 de diciembre ni siquiera al 11 de noviembre, al vicepresidente Iglesias le ha caído encima la del pulpo en vísperas de la fiesta nacional del 12 de octubre. Lo cual para Sánchez es lo más parecido a un regalo: ahora le tiene cogido por donde les dije.

Iglesias es paradigma excelso de lo que realmente encubre la llamada coalición de progreso. El aún vicepresidente anda por la política española con la desfachatez de quien se sabe sostén de un Gobierno llamado a hacer historia, más que futuro. Por lo que dice y lo poco que hace, el país es para él como un calcetín; algo sumamente fácil de darle vuelta. Continue Reading

Compartir entrada:

¿Y quién defiende al Rey?

El Rey Felipe VI, titular de la Corona y símbolo de la unidad de España.

Borrar ochenta años de la historia de una nación tal vez no sea tan imposible como pensamos. Al sanchismo y su cuadrilla bolivariana le han bastado nueve meses de trasteo para dejarse de cuentos, tomar el estoque y entrar a por todas.

Con cincuenta mil muertos encima y los vivos embozados por el miedo, la sociedad española no está para muchos trotes. Y el Estado, tampoco; con el Legislativo aherrojado y la Justicia acosada por una Fiscalía genuflexa ante quien la manda, el Ejecutivo se apresta a tomar el último bastión del sistema: la Corona. Continue Reading

Compartir entrada:

Pero en qué país vivimos

Como Cicerón frente a Catilina, ¿hasta cuándo Sánchez seguirá abusando de nuestra paciencia?

Si en una semana larga no me puse al teclado se debe a que día tras día la actualidad no dejaba espacio al asombro. Pero siempre hay una última gota que hace rebasar el vaso; bueno, han sido múltiples las gotas que en un par de días te plantean una triste cuestión:

¿Pero en qué país vivimos?

La incautación (“apoderarse arbitrariamente del algo”, DRAE) de la figura del Rey es el colmo de la arrogante insensatez de un presidente que avanza a tontas y a locas hacia no sabe dónde; o si lo sabe, peor. Pero nosotros no lo sabremos hasta que nos demos de bruces con las consecuencias de sus decisiones. Continue Reading

Compartir entrada: