Dime de qué presumes…

Pasión en el mitin, serena reflexión en la tele.

 

La izquierda tiene un problema: Iglesias es más listo que Sánchez. Los dos se han embarcado en una campaña de simulaciones confiados en que sus nuevos ropajes les favorecerán ante las urnas. El sanchista se adorna con aromas de centro mientras el comunista a la violeta se traviste de socialista a fuer de liberal, como se confesaba Prieto.

Uno y otro echan las redes por la amura de estribor. Consciente de que a su izquierda ya no queda nada, Iglesias trata de pescar votos en el caladero socialista mientras Sánchez lanza sus poderosas redes hacia el centro sociopolítico porque entre las mareas ya pescó lo que podía. Uno y otro piensan que los indecisos campan por terrenos de moderación; todo un cuarenta por ciento de los votos puede dar sorpresas.

Y en ese juego de disfraces se dan espectáculos pintorescos, como ver al podemita autocalificarse de demócrata hasta siete veces en una entrevista de poco más de veinte minutos; cada tres minutos reclamaba una u otra cosa, fundamentales todas para “nosotros los demócratas”.

Oírle hablar de pluralismo resultaba enternecedor, o cómico; como defender con orgullo su derecho y capacidad para comprarse un chalet al cabo de unos cuantos años. La financiación de los medios informativos y de los partidos es motivo de escándalo porque el que pone el dinero acaba poniendo gobiernos y lo que haga falta, decía anoche en Antena 3.

Siempre sentiremos la inquietud por conocer si sabrá de ello por sus relaciones con Venezuela, suministradora de fondos a la CEPS, el embrión del movimiento, o con la república islámica de Irán que patrocinaba su Tuerca.

En fin, salvo la falta de respeto de que hace gala compareciendo en público como si acabara de levantarse de una siesta en su casa, el líder del populismo izquierdista ha vuelto con más reflejos tras su periplo paternal. En un reciente mitin se rebatía a sí mismo reconociendo que “la situación política y económica de Venezuela ahora es nefasta. Rectificar en política está bien”.

Es lo que tiene la izquierda, capacidad para desdoblarse en el tiempo; como dejó dicho la portavoz de Sánchez, una cosa eran sus opiniones en la oposición y otra las del mismo personaje en el Gobierno. Eso.

Posted viernes, abril 12th, 2019 under Política.

Leave a Reply