Como si canta misa

Pillado

El miércoles en sede parlamentaria Sánchez afirmó rotundamente que su tesis era de dominio público porque estaba alojada en el portal donde han de ser depositados estos trabajos académicos desde el decreto que, un año antes de terminar Sánchez su doctorado, dictó Ángel Gabilondo siendo ministro de Educación con Zapatero.

Pero no era así. Veinticuatro horas después, el jueves, la vicepresidenta del Gobierno comunica que el presidente ha dado su permiso para que la dichosa tesis sea de dominio público a partir del viernes. ¿No lo estaba ya? ¿Y por qué esas veinticuatro horas más de espera?

Pues no, no estaba pues al alcance de cualquiera que tuviera curiosidad por conocer la investigación de Pedro Sánchez. Su autor había impedido que estuviera al alcance de los españoles interesados en la diplomacia y el comercio durante el gobierno socialista de Zapatero. El por qué lo aventuré ayer en esta bitácora antes de conocer las revelaciones que ha hecho el diario ABC.

En menos de doce horas se resolvió el enigma: plagio, acumulación de páginas de fuentes y manos diversas, falta de originalidad, ausencia de conclusiones… en fin, que de investigación, poco o nada. Pues con eso y todo, la UCJC le dio la más alta calificación académica a tan voluminosa como inútil aportación intelectual.

No deja de ser revelador el tuit pidiendo bibliografía “para unas notas sobre la diplomacia económica” que el propio Sánchez envió pocos meses antes de presentar tales “notas”.

Metido él solito en tamaño quilombo ¿cabe esperar algo razonable del gobierno que este señor preside? El cúmulo de sofismas con que sus deudos tratan de disolver la mancha recién descubierta no resistirá la prueba del algodón.

Como si canta misa; Sánchez está abocado a ser el presidente más efímero de la democracia española. Al tiempo.

Posted jueves, septiembre 13th, 2018 under Política.

Leave a Reply