Sánchez, RTVE y el CIS

CIS y CNI

A mí el pelotón, que los arrollo”, Sabino sacó la falta por alto y Belauste remató de cabeza metiendo el cuero y a tres suecos hasta la red. La historia es del primer encuentro internacional que jugó una selección española, 1920 en Amberes, y ganó con Zamora de portero.

Efectivamente, los arrolló; como Sánchez está haciendo con derechos ciudadanos tan básicos como el acceso a la información y la independencia de instituciones tales que el Centro de Investigaciones Sociológicas.

El Decreto Ley con que pone en manos de podemitas y sediciosos la ratio televisión pública atenta contra la Constitución, literalmente. Art. 20,3: “La ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social dependientes del Estado o de cualquier ente público y garantizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos, respetando el pluralismo de la sociedad…

¿Dónde queda el pluralismo de la sociedad cuando todos los puestos del órgano de control de RTVE son ocupados por los partícipes en el reciente golpe parlamentario del 1-J?

Y encima, el escándalo Tezanos. José Félix Tezanos, santanderino apreciable además de profesor universitario, reuniría todos los requisitos para ser designado presidente del CIS si no diera la casualidad de ser miembro relevante de la ejecutiva socialista tras haber sido el guía de Sánchez en su reconquista del partido, y de dirigir Sistema y Temas para el Debate, las dos publicaciones socialistas más solventes.

Precisamente hace una semana, en el último número de Temas, Tezanos escribía un artículo bajo el lema “El pulso de la calle”, que concluía así:

En este nuevo ciclo político existen grandes posibilidades de consolidar y racionalizar el funcionamiento de nuestra democracia, logrando que el desarrollo normal de las tareas de gobierno cuente con la legitimidad política necesaria en toda democracia. Especialmente en su dimensión primordial de recuperar la sintonía con el pulso de la calle, con el sentir de los ciudadanos. Sintonía que también habrá que ser capaces de calibrar en función de las evaluaciones que vayan haciendo los ciudadanos sobre la labor de este Gobierno, y de las propias tendencias de desplazamiento de voto que ya se empiezan a registrar en algunas encuestas”.

Pues a ello, díjole Sánchez al sociólogo quien, después de algunas dudas ha acabado anunciando su abandono del despacho en el partido que, con su nombramiento, se asegura el dominio sobre las corrientes y querencias de la opinión pública española. De manipulación no hablamos.

Tempoc del CNI en manos de Robles; es cuestión de Estado.

Posted viernes, julio 6th, 2018 under Política.

Leave a Reply