El franquismo como hoja de ruta

Fuente única de información cinematográfica, «con dimpulso propo y directriz adecuada».

Los resortes de los actuales mandamases vuelven a saltar como lo hacían los de hace tropecientos años. La seguridad como valor máximo; principio de todos los principios en cuya ara se sacrifica todo lo demás.

Si lo despilfarrado en comisionistas y compras estériles lo hubieran dedicado a fomentar civismo, triste víctima del temor inoculado por la autoridad, los riesgos del desconfinamiento serían menores y todos estaríamos mejor.

Pero no, hay que seguir uncidos bajo el yugo porque el pueblo no está maduro para cuidar de su propia vida. Hay que joderse. “Cada cual que siga a rajatabla las reglas”. Ese es el mensaje único del gran timonel, del caudillo de esta nueva cruzada en la que nadie sabe dónde ni cómo hay que darle al enemigo. Continue Reading

Compartir entrada:

Kai panta mataiotes

La hoguera que montó Savonarola para quemar espejos, máscaras, perfumes y otras vanidades.

… Y todo vanidad. Escuchando la oración parlamentaria de quien sigue presidiendo el Gobierno me vino a la memoria aquella sentencia del Eclesiastés bíblico: “Vanidad de vanidades y todo vanidad”. El personaje hablaba y hablaba sobre la excelencia de su respuesta a la pandemia y de la nueva normalidad que le depara el futuro, todo ello sin hacerse cargo de que lleva treinta mil muertos a las espaldas y un país quebrado.

Cuando hay muchas palabras, aumenta la vanidad, sentencia el libro.

Mecido por una vanidad sin límites no quiere darse por enterado del suelo que pisa. Todo es vanidad, todo mentira. El presidente excepcional, porque metido en la excepción vive, maldito el caso que hace a la enmienda a la totalidad que le presentó el presidente de los populares. Con precisión de cirujano, Casado denunció la falacia de la alarma como único arma para proteger la salud de los ciudadanos. Continue Reading

Compartir entrada:

Perded el miedo

De Ramón, en Hermano Lobo. Rabiosa actualidad hoy.

Ante la posibilidad de que los populares se planten ante la incapacidad de la coalición progre para devolver la libertad a los ciudadanos, el señor Ávalos sentenció ayer “La alternativa sólo es el caos y el desorden”.

Este apparatchik que funge como ministro de Transportes y, ocasionalmente, como edecán de sátrapas venezolanas fue más lejos: si no nos apoyan «tendrán que responder ante los ciudadanos por un repunte de los contagios». Ante sujetos de esta calaña lo único que cabe hacer es perder el miedo.

El miedo es el arma secreta del gobierno urdido por Sánchez con Iglesias. Y causas para meter miedo tienen para cansarse. De momento han usado los estragos del virus chino al que aventaron durante dos semanas porque “el machismo mata más que el coronavirus”, proclamaban las ministras encabezando manifestaciones en marzo cuando ahí al lado, en Italia, estaban cayendo muertos a centenares. Continue Reading

Compartir entrada:

Y sigue mintiendo…

Lo quijotesco y la libertad cotizan peor que la falsa seguridad que vende la propaganda.

Es compulsivo, quizá patológico. Nadie conocido ha sido capaz de mentir tanto durante tanto tiempo. Ahora una nueva prórroga, pero sólo para comenzar porque luego exijo otra, y así hasta que el BOE dicte la nueva normalidad.

Infinitas ansias de reglamentación: todos mediopensionistas, reuniones de hasta diez personas, turnos de horarios conventuales, máscaras obligatorias, distancias entre mesas… de todo menos lo que hay que tener: TEST. Lo único que realmente puede determinar el estado de los ciudadanos no se despacha en este país.

Con el parlamento a medio gas, y eso porque la oposición se plantó; los medios, amenazados cuando no están dopados, y el personal con miedo en el cuerpo porque le han dicho que estamos en guerra, los sanchocomunistas se sienten a sus anchas. Continue Reading

Compartir entrada:

Cuanto peor, mejor

Vicepresidente Iglesias en el Congreso de los Diputados

La estrategia del gran timonel local y vicepresidente del gobierno sanchista es clara: llevar a la práctica el viejo proverbio revolucionario “cuanto peor, mejor”. A eso conduce su afán por prolongar la parálisis del sistema productivo del país.

Qué hacer” es el título de una gran novela rusa, mediados del diecinueve, escrita por Nikolái Gavrílovich Chernyshevski, uno de los inspiradores de Lenin, quien no tuvo reparos en utilizar el mismo título para su gran tratado político.

Para Chernyshevski la solidaridad es un cuento chino; nadie se preocupa por nadie si no es para obtener alguna ganancia. “Uno no es tan tonto como para sacrificarse por nada ni por nadie”.

La novela es, entre otras muchas cosas, la peripecia vital de su protagonista, Vera Pávlovna subiendo por la escala que va desde la gente corriente hasta “la gente nueva”, algo así como la “nueva normalidad” de que hablan los de aquí.

Pero fue Lenin quien, descalificando tanto a los reformistas economicistas como a los anarquistas, levantó las banderas de la revolución organizada por el centralismo revolucionario bajo la consigna de “cuanto peor, mejor”. Continue Reading

Compartir entrada:

Mentiras, improvisación y propaganda

Presidente y ministros convertidos en expertos para la vuelta atrás.

Mienten porque no saben ni pueden hacer otra cosa. El programa de la desescalada, ahora echan mano de la palabra “transición” que suena bastante bien, para llegar hasta una “nueva normalidad”, es el resultado de una sesión de un Consejo de ministros reunidos en calidad de expertos.

Para expertos, nosotros; y comenzaron a poner en un papel lo que no definió el comité ad hoc que tanto juego dio al presidente en las últimas semanas. Una sesión dedicada a establecer cuatro alertas más empezando por una que llamaron “cero”. Hay que ser raros para llamar cero a la primera estación de esta especie de viacrucis de progreso. ¿O será porque así sólo parezcan tres?

Yo lo explico, ya veréis, dijo el presidente cerrando el portafolios con las hojas que acababan de improvisar. Y, efectivamente, toda España lo vio. Lo vio, pero no comprendió nada. Continue Reading

Compartir entrada: