El estado de la Nación

Ayer publiqué en La Tercera de ABC el artículo que reproduzco a continuación

El estado de la Nación

El primer problema político de España no son los presupuestos generales del Estado; es el estado de la convivencia nacional. En los nueve meses de la legislatura en curso la política se ha envilecido como nunca lo había hecho en cuarenta y cinco años. La democracia está hoy sujeta al interés espurio de un sujeto político que ha desnaturalizado un partido para acomodarlo a sus personales ensoñaciones.

Esto no ha sucedido en un partido minoritario, sin relevancia social; ésta es la situación en que se encuentra el PSOE, uno de los dos partidos que, con mayor o menor fortuna, han venido turnándose en el Gobierno durante los últimos años. Continue Reading

Compartir entrada:

Escándalos

El Gobierno no se deja investigar.

Este es uno de los escándalos más graves de nuestra historia democrática”, ha dicho el ciudadano Garicano, eurodiputado. No se refería a la compra de votos en la Andalucía gobernada por los socialistas durante cuarenta años, ni al peaje del tres por ciento cobrado por los gobiernos nacionalistas catalanes durante veinticinco años, ni a los chanchullos populares durante el aznarismo, ni a los fondos de las dictaduras iraní y venezolana que regaron la semilla del tardo comunismo podemita o su obstrucción a la Justicia, ni siquiera al permanente secuestro de la verdad practicado por Sánchez, actual presidente del Gobierno; no. Para este eurodiputado el mayor escándalo es la presunta utilización de medios de la seguridad por un extraño ministro popular para tapar los manejos de un cajero corrupto.

Recordado lo anterior, simplemente para tratar de situar las cosas en su contexto histórico, a los populares les toca ahora afrontar la investigación parlamentaria sobre el asunto, más allá de la judicial en curso. Ya es hora de asentar un principio tan elemental, como poco seguido, que dice “el que la hace la paga”. Continue Reading

Compartir entrada:

Ciudadanos y ciudadanas…

El ministro Garzón, feliz en su despacho.

Resulta complicado discernir entre el alipori y la decepción que puede causar un personaje público con un micrófono ante la boca. Y si el personaje cobra gratificaciones de ministro, caso del señor Garzón, entran ganas de llamar a Torra y pedir asilo en Port Lligat, primer punto de la península que ve el sol por las mañanas, como decía don Salvador Dalí.

Ante la noticia de la fusión inminente entre Bankia y Caixabank la radio pública andaluza tuvo la idea brillante de poner un comunista en antena. No me consta si lo hizo para inocular o promover. Continue Reading

Compartir entrada:

El obsceno chantaje de la unidad

Constructoras, eléctricas, banca, telefonía y otras empresas reguladas, atentas al presidente

La llamada a la unidad por parte de Sánchez es tan ridícula que llega a lo obsceno. El tipo del “no es no”, y del “¿qué parte del no no ha entendido?”, vende unidad a los representantes del índice selectivo de la bolsa -tres cuartas partes de los cuales están sujetos a su mandato regulatorio-. Se la exige a Casado, insultado a la salida por la ministra portavoz. Y cierra el circo firmando con ERC abrir la mesa de las cesiones para que le entren a la muleta de los presupuestos.

La idea de unidad que tienen el doctor presidente es bien clara: la unidad consigo mismo. Continue Reading

Compartir entrada:

Un legado imborrable

Un legado imborrable el del Rey Juan Carlos I

El La Tercera de ABC publico hoy el artículo siguiente sobre el legado histórico del Rey Juan Carlos I.

 

En el destrozo de la figura de don Juan Carlos lo grave no es la condena mediática a que ha sido sometido sino el borrón con que se pretende anular el esfuerzo pacificador que por vez primera en nuestra historia acometieron con éxito tres generaciones de españoles: la que protagonizó una guerra civil, y las dos inmediatas de la posguerra. La construcción de una plataforma de convivencia para todos sobre los principios de libertad, justicia, igualdad y pluralismo político no fue un milagro llovido del cielo. Se fraguó y consolidó gracias al amplio consenso social que promovió el Rey Juan Carlos I.

Precedentes de otro singo hubo, el más próximo en los tiempos de la república de hace ochenta y nueve años. Aquella institución, en la que no faltaron hombres ilustres y políticos de envergadura, no fue capaz de garantizar el respeto a ninguno de esos principios fundamentales, y terminó como de sobra es sabido.

Confucio enseñó que los pueblos que no conocen su historia están obligados a repetirla. Continue Reading

Compartir entrada:

Cayetana y el señor Casado

El adiós de Cayetana

Preferirá dictar las suyas en un diario nacional; ella frente al mundo.

Cayetana Álvarez de Toledo es persona culta, brillante en ocasiones y, sobre todo, un animal político. Frecuente objeto de polémica, porque ni el fondo ni sus formas dejan indiferentes a quienes atienden sus intervenciones en el Congreso. Haber sido relevada en sus funciones de portavoz del primer partido de la oposición le ha sentado como un sinapismo.

Es natural. Lo que ya no lo es tanto es el tono con que se despachó ante los informadores desde la misma fachada del palacio que hace ciento setenta años abrió Isabel II y custodian dos leones de bronce en la Carrera de San Jerónimo. Continue Reading

Compartir entrada: