Francisco lo pone difícil

Francisco con concertina en las manos

¿Sobrevoló la paloma durante toda la entrevista con la que el Papa se ha presentado en España a través de la Sexta? Lo que iba a centrarse sobre la emigración, como él mismo adelantó, acabó abierto a todo lo que Évole ponía sobre la mesa, hasta un pedazo de las concertinas que culminan las vallas de Melilla… y tantos otros cierres urbanos en la península.

Tiene su lógica que el gran pastor romano quisiera entrar en España a través precisamente de la cadena en la que más ovejas perdidas podría rescatar, aunque dudo que consiguiera acarrear demasiadas hasta su redil.

Francisco en un hombre de convicciones sólidas, ingenioso y empático, virtudes todas ellas que debieron pesar en el soplo que el cónclave cardenalicio recibió una tarde de marzo, seis años ha, del que salió vestido de blanco.

Y también argentino, además de jesuita. ¿Cómo sustraerse a meterse en los charcos de la política? La prudencia con que acogió varios desafíos del entrevistador, empeñado en que anatematizara el capitalismo, por ejemplo, fue ejemplar; pero nunca llegaremos a caber qué necesidad tenía de demostrar su adhesión a la podemita alcaldesa Colau, por poner otro ejemplo. Continue Reading

La barbaridad no lo era tanto

Tal para cual.

Se siente estupendo, un tanto perdona vidas aunque su instinto cainita aflora de cuando en vez para apuñalar a sus rivales únicos, populares y ciudadanos. Preguntarse Sánchez que no sabe qué le ha hecho a Rivera para no quiere nada con él es un sarcasmo por parte del autor de aquel “no es no, y qué parte del no no ha comprendido”. Nuestra historia reciente no tiene registrado otro político con tamaña capacidad de impostura.

Y si al ciudadano lo tiene prendido por el cordón sanitario, a los populares les endilga que están en la prehistoria porque Suárez mentó a los neandertales y su escaso aprecio por la vida. “Ser Suárez no se hereda”, zahirió, y de paso tildó de barbaridad la alusión que hizo el popular a la reciente reforma de una ley norteamericana sobre el aborto.

Cuando se habla de oídas suele pasar lo que no debe pasar. Desde la presidencia del Gobierno el doctor Sánchez debería haberse informado sobre ese asunto, como sobre tantos otros que lapida con su frivolidad. Porque resulta que la barbaridad de Suárez no lo era tanto. Continue Reading

Un peligroso demócrata

Un abanderado de la concordia nacional.

Mal va una sociedad cuando atiende a la anécdota y desprecia la categoría. La metedura de pata de Adolfo Suárez Illana sobre el aborto en Nueva York, de las de campeonato sí señor, ha velado el contenido de su entrevista en la cadena Onda Cero, incluidas sus ideas sobre el aborto y el derecho a la vida.

Preguntado por si llegados al Gobierno cambiarían la ley actual respondió: “no”. Ahora mismo no hay consenso y el pueblo español es soberano, añadió. Pero yo intentaré convencer a la sociedad de que debemos respetar más el derecho a la vida. Hasta aquí lo fundamental de sus palabras.

Pero las redes sociales, medios, tertulianos y la fauna política se quedaron en los neandertales decapitando niños y la ley que nunca existió en Nueva York. Así de profunda es la capacidad de análisis y reflexión que caracteriza la decadencia de nuestra nación. De más de media hora de juicios y opiniones sobre la actualidad, los ecos de esta sociedad se han quedado con tres minutos tan de pasada como buenos para el morbo. Continue Reading

Macarena y los Viernes de Dolores

¿Será por banderas? Liderando España, Europa, el mundo…

Faltan unos cuantos días, pero desde que decidió darnos con las urnas en los bolsillos, todos los viernes son de dolores. Aquello de que el dinero público no es de nadie ha terminado formando parte del ADN sanchista; la lugartenencia de Calvo es una muestra de reconocimiento.

Dentistas gratis, sueldos gratis, matriculas gratis, guarderías gratis… y dos huevos duros que diría Marx el bueno. Alegría para el cuerpo sin parar en mientes, que otros vendrá más tarde a reponer la despensa. Es lo que viene pasando cuando el Estado cae en manos de este nuevo socialismo, tarea a la que en las últimas semanas se viene afanando con arrojo Pedro Sánchez.

Ya hizo el rodaje durante los nueves meses de su legislatura particular, legislaturilla por mejor decir; corto espacio de tiempo pero fecundo para quien va pisoteando lo sembrado mientras se las ingenia para seguir dándole en las narices a sus mayores desde la Moncloa. Pobre.

Recién pasado el verano el país comenzó a deslizarse por la pendiente, suave pero constante, que está aminorando el bienestar de toda Europa. Ajustes, despidos, la sequía agrícola, menos exportaciones y la amenaza del Brexit que se cierne sobre todos la Unión le importan un bledo; a vivir que siempre es verano. Continue Reading

Ridículo francés y un grito mexicano

López Obrador muestra a Sánchez el camino.

Resulta que hay cuarenta y un senadores franceses que reclaman algo en favor de los golpistas catalanes; no se sabe exactamente qué porque también en Francia hay políticos expertos en hacer el payaso, fair le pitre.

Si un prefecto declarara la independencia de cualquiera de sus dieciocho regiones, o de los ciento y un departamentos, algo así como nuestras provincias, a los senadores-abajo-firmantes no les daría tiempo a fair le ridicule porque, sin necesidad de jueces ni de supremos tribunales, Macron, como Napoleón en su tiempo, habría puesto a buen recaudo al iluso en una loquería.

Eso sí, el prefecto en cuestión no habría podido disponer de una ley de independencia porque las regiones, ¡ay! no tienen cámaras legislativas, como en aquí, sólo Consejos que se ocupan de calcular cuántos euros debe enviarles el Estado central. En fin, tiene bemoles que en el país más centralizado de nuestro entorno salgan unos senadores pidiendo árnica a quienes quieren desguazar el nuestro.

Menos mal que aquellos Cien Mil Hijos de San Luis que acabaron con el trienio liberal son hoy sólo cuarenta y un senadores francos. Continue Reading

Democracia, leyes y videos

Presidente de parlamento catalán con su lazo amarillo.

El impresentable presidente del parlamento de Cataluña llora como Boabdil tras la pérdida de Granada porque en el juicio a sus compinches no le dejan poner ahora unos vídeos. El hecho demuestra lo que este personaje, todo un presidente de una cámara legislativa regional, sabe acerca de lo que las leyes son en una democracia; piensa, o dice, que lo que vale son los vídeos.

El episodio viene a cuento de las declaraciones de una veintena de testigos en el Tribunal Supremo sobre lo que pasó en Cataluña en torno al golpe propinado al Estado por los llamados soberanistas. Dice el tal Torrent que los testigos, miembros de las fuerzas armadas, mintieron; que allí no hubo más violencia que la que ellos mismo ejercieron, como un vídeo podría demostrar.

El tal Torrent, hombre apreciado en su pueblo del que fue concejal con veinte añitos y a quien le gusta hacer ese aguardiente de yerbas y especias llamado ratafía, estudió ciencias políticas en la Autónoma de Barcelona; es decir, tiene la formación necesaria, o debería tenerla, para saber que las penas por falso testimonio en un tribunal no son menores, pueden llegar hasta los tres años. Continue Reading