Descortés y cobarde

Los Reyes, al fondo, esperando la llegada de Sánchez.

El espectáculo no lo fue tanto la llegada de la bandera al suelo ni las estelas rojas y gualdas por el cielo, no; el espectáculo lo dio el primer ministro que hizo esperar al Rey en el Paseo de la Castellana. Hecho tan insólito como común en el proceder del sujeto que, venga a no a cuento, tapa con una sonrisa el pánico que le producen las encuestas. Y cuando ha de enfrentarse a los que en esas encuestas se manifiestan, le entra el canguelo. La mueca sonriente se transforma en pánico que trata de aliviar amparándose tras la sombra del Jefe del Estado. Continue Reading

Compartir entrada:

Ahora, en serio

Dice el ministro Bolaños que ahora ya va en serio lo de la Justicia.

Esa lumbrera de la que Sánchez se sirve como muleta, tanto de apoyo como para el engaño, ha confesado que “ahora ya en serio” van entrar a resolver el sindiós en que vive la cúpula judicial.

El colmo de la chulería, actitud intolerable en un sistema democrático. Como diciendo que hasta ahora han estado cachondeándose de todos, ciudadanos, oposición, magistratura y tribunal de garantías sin tener en cuenta dónde queda el prestigio de nuestra democracia, de nuestra sociedad. Continue Reading

Compartir entrada:

El (des)gobierno de los jueces

Lesmes grabando su mensaje de dimisión

Además de preparar un ampuloso mensaje de dimisión, cabría preguntarse qué hacía el señor Lesmes desde la presidencia del consejo de gobierno del poder judicial. Años al frente de una institución integrada por personas de acrisolada seriedad, en principio, sobre las que no ha sido capaz de lograr el consenso necesario para adoptar ningún tipo de decisión. Continue Reading

Compartir entrada:

Bochorno podemita y el dilema sanchista

Los Reyes en la catedral de Westminster

Como era de esperar, ayer lo comentaba con una amiga que de estas cosas sabe mucho, los podemitas, o sea ministros del Gobierno de Reino de España, se han hecho oír para enfriar tanto fervor monárquico como el que ha podido inducir la exhibición del poder blando que ha ejercido la Corona británica. Que ésta, en la ceremonia litúrgica de la catedral londinense, acomodara al titular de la Corona española junto a su padre y Rey Juan Carlos I les ha sentado como a los mansos tres pares de banderillas de fuego. Continue Reading

Compartir entrada:

El insolvente

Sánchez aclamado por sus huestes en el Senado tras zaherir a Feijóo.

Sánchez cayó enredado entre los hilos de la trampa dispuesta para defenderse de su opositor. El espectáculo brindado ayer en el Senado ilustró el final de un personaje que lleva interpretando el papel de político demasiado tiempo ya.

Patético resultó su último acto. Lo que llevaba pergeñado con aires de tragedia clásica trocó en astracanada. El dilema con que trató de segar la yerba bajo los pies del oponente, lejos de alcanzar el porte de monólogo shakesperiano quedó reducido a mera astracanada más propia del Muñoz Seca de “La Venganza de don Mendo”. Continue Reading

Compartir entrada:

Gorbachov y yo

Le conocí en el verano de 1992. Me lo presentó el presidente González en Sevilla, bar del Alfonso XIII. Su suerte había cambiado medio año antes, en diciembre del 91, pocos meses después del fallido golpe de Estado que estremeció al mundo entero. Occidente estaba viendo en él un libertador; el hombre que levantó el telón de acero, que rindió ante Reagan la potencia nuclear soviética, que firmó con Juan Pablo II la libertad religiosa en la URSS, etc. Pero en el interior de su imperio las reformas y la apertura fracasaban porque no daban de comer. Su oponente y también aliado, Yeltsin, resumió certeramente el por qué del fracaso: “Pensó en unir lo que era imposible: comunismo y libre mercado, propiedad estatal y propiedad privada, pluralismo político y Partido Comunista; parejas incompatibles”. Continue Reading

Compartir entrada: