Felonía, manifestación y censura

Censura… que algo queda

En la calle, manifestación; en el Congreso, moción de censura. El cabreo nacional se evacúa adueñándose de la calle, enarbolando banderas, pancartas, o marchando en atronador silencio; mil formas hay de hacerlo. Pero las razones se blanden en el parlamento, donde una moción de censura, gánese o no, deja huella indeleble de cada cual.

La deslealtad del presidente del Gobierno ha llegado hasta la felonía. No ha parado mientes a la hora de ganarse los votos de los golpistas que le mantienen caliente el banco azul. Para ello acepta cuanto le sirven a la mesa: antes veintiuna propuestas para volver a hablar, luego, una comisión de partidos catalanes, secesionistas y socialistas a solas; ayer, el Gobierno de la Nación mete al frente de esa comisión un intermediario, como le exigen los golpistas, y mañana aceptará que el relator sea Mayor Zaragoza, al tiempo; y así cuanto sea menester.

Pedro Sánchez ha tensado una cuerda ya demasiado raída al cabo de nueve meses empedrados de falacias y desatinos. Su presencia al frente del Gobierno de España afrenta a los ciudadanos. Continue Reading

El relator, o váyanse a la porra

El diálogo para Sánchez

Como si esto fuera Venezuela el Gobierno Sánchez acepta un mediador en sus conversaciones con los golpistas. Un relator, dice la vicepresidenta Calvo, que tome nota de lo que se diga, convoque reuniones, etc. Todo la mar de lógico cuando se trata de “una negociación que están llevando los dos gobiernos”, palabras de Iceta.

¿Por qué no se van de una vez a hacer puñetas? La secuencia de los hechos demuestra cuál es el único objetivo de este Gobierno: seguir tirando, evitar las elecciones generales porque ni ellos se creen lo que pronostica Tezanos. Pues así ha nacido la figura del relator:

1.- Puigdemont y Tardá pidieron hace semanas la presencia de un mediador en el encuentro de partidos, y Bonvehí, actual vocero de los convergentes o como ahora se llamen, manifestó que sólo con esa condición revisarían su oposición a los Presupuestos Generales del Estado.

2.- Anteayer, ERC anuncia una enmienda a la totalidad de los Presupuestos, a la que se sumarían los neoconvergentes.

3.- En horas veinticuatro, viéndose al borde del precipicio, el Gobierno acepta que la mesa de diálogo entre partidos cuente con el mediador que Torra pidió hace un mes. Eso sí, trata de embellecer su papel llamándolo “relator”; una persona neutral, dice Artadi, algo así como un notario de lo que allí se exponga. Continue Reading

Sánchez, Maduro y las elecciones

Movilizaron a la UE sobre Venezuela

Como no podía ser de otra manera, ni cabía hacer otra cosa, Pedro Sánchez reconoció a Guaidó, como minutos antes lo había hecho Francia a través de su ministro de asuntos extranjeros, Jean-Ives Le Drian, y en cascada el resto de los trece países de la UE que dieron una semana de plazo a Maduro para echarse a un lado y dejar paso a la democracia.

Y decidió ponerse estupendo encarnándose en “el Gobierno de España”, como gusta frecuentemente. Hasta once veces mentó al Gobierno en un breve escrito de trece párrafos. Siempre y sólo su gobierno; desde el inicio: “El Gobierno de España anuncia que reconoce oficialmente a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela”.

Lástima. Uno siente cierta envidia al leer el mensaje de Macron: “Francia reconoce a J.Guaidó como presidente encargado…”. ¿Qué le impide a Sánchez hablar en nombre de todos los españoles, de España?

Continue Reading

Adiós Maduro, adiós

Venezuela en acción

A cada pavo le llega su Nochebuena, que dicen en Colombia. Antes don Quijote había sentenciado que su San Martín le llega a cada puerco; el pavo acababa de entrar en Europa y Dios sabe si Cervantes tuvo ocasión de conocer al bicho que un jesuita se trajo de México. El caso es que el final de las desgracias de Venezuela parece ya cercano. No será una transición fácil pero Maduro parece ya maduro.

Deja el sucesor del golpista Chávez una sociedad partida, víctima de la hambruna, la corrupción, la represión y la demagogia del populismo postcomunista que ha respirado durante dos décadas. Conducir a treinta millones de venezolanos hacia un mundo de libertades, justicia, igualdad ante la ley y respeto al pluralismo no será menos difícil de lo que fue la travesía del desierto que Moisés impulsó hace cuarenta y cuatro siglos.

Aquellos cuarenta años que los judíos gastaron para alcanzar la tierra prometida habrán de cumplirlo los dirigentes democráticos en no más de un par de años. Mucha hambre física han de saciar, pero también mental para despabilar los restos calcinados de la dictadura. Y determinación para limpiar el país de los comandos castristas que controlan desde la sanidad hasta la inteligencia de la seguridad y fuerzas armadas. Continue Reading

Palabra de Sánchez

Candidato amigo

“Si yo tengo en la ejecutiva federal de mi partido, en mi dirección, un responsable político que crea una sociedad interpuesta para pagar la mitad de los impuestos que le toca pagar, esa persona al día siguiente estaría fuera de mi ejecutiva. Ese es el compromiso que yo asumo con mis votantes y también con los españoles”.

Dicho y… hecho todo lo contrario. Sánchez tiene un problema consigo mismo. Ni durmiendo es capaz de mantener lo que dice. Miente con una extraña fruición, y cuando no miente cambia de silla en un tris tras.

En la semana que termina ha estado sembrado con el caso Maduro. Comenzó aplacando los ánimos de quienes desde su partido pedían una respuesta tajante del Gobierno español a los desmanes del sátrapa caribeño. En horas veinticuatro, desde Bruselas, le dio una semana de plazo para que convoque elecciones, y en el Caribe se vino arriba hasta llamarlo tirano. Continue Reading

Paniaguados del chavismo y Maduro

Imagen a borrar

Apañados estamos con la extrema izquierda paniaguada por la dictadura bolivariana y una extrema derecha asistida por la iraní. Si entre unos y otros un tal Sánchez funge de presidente protegido por golpistas sediciosos, la defensa de los intereses nacionales no puede vivir sus mejores momentos.

Y los del mundo democrático, tampoco. Ante el estallido de la crisis venezolana, qué iban a hacer los podemitas sino acusar a la democracia norteamericana de haber provocado un golpe contra la dictadura. Les importa un pimiento el apoyo que el presidente provisional ha recibido que las democracias vecinas, incluida ¡ay! la mexicana que hoy preside López Obrador, último bastión de la izquierda democrática latina.

Si las orejeras leninistas y sobre todo los millones del chavismo que Monedero y Errejón trajeron a la fundación CEPS, transmutada más tarde en el Instituto 25 de mayo para la Democracia, les impide la defensa de los valores democráticos en el mundo, ¿qué esperar de su papel aquí, en nuestra sociedad? Continue Reading