El huevo de Iglesias y la teleconferencia de Rajoy

Sorpresa en la calle

No fue hoy su mejor día, y no tanto por el huevo que le escalfaron en su cuidada melena como por haberse dado a conocer la sentencia que Pablo Manuel Iglesias Turrión quiso mantener en secreto. ¡Toma transparencia! Al cabo de un año se ha levantado el velo con que consiguió tapar su ansia por consolidar una situación profesional; más de treinta mil euros anuales.

Extraño amor por la transparencia; ni plasma ni pluma, secreto. Que “la gente” no sepa que llegué a los tribunales para apañar unos duros… Sería de interés conocer quién en el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 18 de Madrid, y cómo, se las ingenió para satisfacer la pretensión del podemita: que de la sentencia no se curse copia a la oficina de comunicación del Tribunal Superior de Justicia.

Jueces los hay de todos los colores pero últimamente lucen tanto o más que políticos al asalto de los cielos. Ahí está el numerito preparado por de Prada y de Diego, magistrados de la Audiencia Nacional negando a un Presidente de Gobierno declarar por teleconferencia como los podemitas Errejón y Bescansa hace ocho meses. O tres años atrás los sediciosos catalanistas Mas y Gispert, Presidenta de  la Cámara catalana. Continue Reading

Policías, jueces, medios y ciudadanos

Acosados

Lo de la UCO y la presidenta madrileña produce los efectos previstos. Más que la pena de telediario a que nos tenían acostumbrados algunos magistrados y fiscales, lo de la unidad de la Guardia Civil está suponiendo el ajusticiamiento de la víctima.

Por todas las esquinas aparecen personajes, redes y medios dispuestos a engrosar el pelotón de fusilamiento; justicieros inquisitoriales corren raudos como si alguien hubiera gritado aquello de “el último maricón”.

El fantasma de Iglesias, o sea Iglesias el fantasma, ya ha colocado la efigie de Cifuentes en el frontal de su autobús de los horrores. Para qué esperar a nada más; asunto juzgado. Se han confirmado todas nuestras sospechas, dice un tal Candela, diputado podemita en la Asamblea madrileña.  Y el joven ciudadano protector del gobierno socialista de los EREs se lanza a la arena pidiendo más y más oportunas explicaciones; ha llegado tarde, dice, como si la afrentada hubiera tenido que darlas antes de conocer los hechos. Continue Reading

UCO, la cafetería y fantasía

Podría parecer una película del tardo neorrealismo italiano que desembocó en el mare magnum de jueces y fiscales como di Pietro y otros, mani pulite ¿recuerdan?, pero no, ahora se trata de una producción nacional que hincha las velas de los cantamañanas. Los populistas son siempre los mismos, aquí, en Francia o en Venezuela. Sean diestros o siniestros dividen al personal en justos, ellos, y corruptos, los demás; legítimos, ellos, e ilegítimos los demás.

Y aquí entra en escena la Unidad Central Operativa del benemérito cuerpo que, tal vez contagiada del afán de popularidad que alienta al conjunto del estrellato patrio, más intenso cuanto menor es su protagonismo, lanza al telediario los resultados de sus pesquisas como si de un órgano judicial se tratara.

Denunciar a la presidenta madrileña por la concesión del servicio de cafetería de la Comunidad a un hostelero presunto benefactor de los populares, como tal unidad acaba de hacer, supera el mejor gag de aquel inmenso Vittorio de Sica en las producciones de los años 50, tipo Pan, amor y fantasía o La ladrona, su padre y el taxista. Tan ridícula debe de ser la imputación que juez y fiscal han pasado y aprovechado la ocasión para sentar que “los investigadores tienen que limitarse a apuntar hechos sin avanzar calificaciones jurídicas”. Continue Reading

“Nosotros y nosotras”

los compañeros Díaz, López y Sánchez

A base de declinar géneros, compañeros y compañeras, afiliados y afiliadas, etc., se puede llegar al ridículo en que cayó Sánchez cuando muy serio y solemne introdujo en el debate, apenas iniciado, su gran aportación a las primarias socialistas: “como muchos de nosotros y nosotras…”.  Como suena: nosotros y nosotras. A partir de ahí poco cabía esperar de un personaje comido por el resentimiento, sólo eso: rencor.

El partido está como está por haberle forzado a dimitir hace unos meses en aquella misma sala en que se celebraba el encuentro. Y por haber permitido con su abstención que Rajoy esté hoy en la Moncloa; este fue el leit motiv de toda su intervención.

Díaz, uno de los arietes que en el pasado otoño derribaron los muros de aquella Ejecutiva, cortó el juicio de un mandoble: “No, Pedro, Rajoy está donde está porque tuvimos 85 diputados, el peor resultado en la historia del partido”. Continue Reading

España le importa un pimiento

En olor de militancia

Hablamos de Sánchez, claro. En su programa, “Por una nueva socialdemocracia”, repite lo del carácter plurinacional de España.  Artera estratagema que a fuer de reiterarla podría acabar convirtiéndose en ley. Aunque al personaje le importa un pimiento; ahora sólo busca como sea el apoyo de los socio-nacionalistas del PSC, pero para consumo del militante andaluz, vasco o gallego, etc. introduce el brillante concepto de “naciones culturales”.

Típico de doble lenguaje con que los socialistas se han cavado tantas tumbas en medio mundo.

¡Naciones culturales! Como si con eso fuera a amansar a los trabucaires del referéndum en ristre y diera contento al resto de los catalanes, a los del sentido común que allí llamaban seny antes del 4%; o de la monja alférez, Ferrusola en el siglo, que con tanto acierto tapizó el Camp Nou que el Barça, pata deportiva del procés, no dio pié con bola en su campo durante la temporada del 94. Continue Reading

La otra realidad

La superestructura

De hacer caso a los macro sondeos del CIS parece que la realidad no es tal como la pintan. Parece que al común le importa un pimiento lo que los políticos dicen, los medios informan y  las redes sociales inventan; pura superestructura. Es como si estuviera comenzando a creer más en lo que sus propios ojos ven que lo que la superestructura cuenta.

Curados ya de tantos espantos, la mayoría de los españoles parece que no se deja engatusar como aquella buena mujer que sorprendiendo a su marido con otra tuvo que escuchar algo tan chusco como “¿pero a quién vas a hacer caso, a lo que estás viendo o a lo que yo te diga”?

La gente está viendo con sus propios ojos que no hay más cera que la que arde, y que puestos a administrarla los populares lo hacen mejor que los otros. Ya les pueden salir chorizos de debajo de cada piedra que se mueve, y seguir carentes de empatía, simpatía y demás gracias que les aquejan, pero los del PP siguen sacando una ventaja de 11 puntos a sus inmediatos seguidores, y más que duplicando a su rémora ciudadana. Continue Reading